Cine

Hollywood a escote

No presentó candidatura, pero se ha llevado el gato al agua. Los espectadores del programa televisivo norteamericano «Access Hollywood» han otorgado a la actriz Scarlett Johansson el premio al mejor escote del universo de las actrices. La protagonista de «Vicky Cristina Barcelona» ha arrebatado este título al busto de la mexicana Salma Hayek, que había ganado este popular sondeo el año pasado.

Por detrás en la lista han quedado otras actrices no menos exuberantes, como Halle Berry, Jessica Simpson y Jennifer Love Hewitt, que completaron la lista de las famosas con los mejores pechos de la Meca del Cine.

Este título no le cogerá por sorpresa a Scarlett, pues siempre ha sido consciente de las pasiones que despierta su físico. «Nunca me haría una cirugía. Recibo cumplidos gracias a mis pechos y se lo agradezco a mis padres por eso», ha reconocido en más de una ocasión, aunque también lamenta que «los hombres sólo ven mis curvas. Al principio te hace gracia que la gente esté pendiente de ti. Pero pronto te das cuenta de que la gente en realidad está obsesionada con el cuerpo».

De hecho, entre las propias actrices de Hollywood, los pechos de la actriz de «Lost in Traslation» son todo un icono. Natalie Portman, por ejemplo, ha confesado que «me encantaría tocar el busto de Scarlett, es perfecto».

Este nuevo piropo a la figura de Scarlett Johansson llega justo cuando la actriz se ha sometido a una dieta por exigencias del guión de «Iron Man 2» con la que ha perdido seis kilos y que le ha hecho disimular parte de las curvas que le caracterizan. Al parecer, Johansson ha seguido al pie de la letra las indicaciones de su compañera de reparto Gwyneth Paltrow. Según reveló una fuente a la revista «Star», las dos han estado haciendo ejercicio a diario con el entrenador personal de Gwyneth, Tracy Anderson, y Scarlett ha dejado de comer hidratos de carbono. Johansson da vida a la «viuda negra», un papel que precisa de una preparación física muy dura y no tener un solo gramo de grasa para poder enfundarse el traje de látex en el que se la verá en la cinta.

Dieta controlada

Tantos comentarios sobre su dieta le han llevado a escribir una carta abierta en la que señala que su rutina no es tan drástica como señalan algunos tabloides: «Soy pequeña, así que la idea de perder esa cantidad de peso es una locura. Si perdiera más de 6 kilos tendría que deshacerme de mis brazos y de una pierna», dijo.