Irán considera una «declaración de victoria» el informe de la Inteligencia de EEUU sobre su progra

 El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, consideró hoy una «declaración de victoria» el informe interno de los servicios de Inteligencia de Estados Unidos en el que se aseguraba que Teherán abandonó su programa de armas nucleares en 2003. En su opinión, el documento «ha sido la bala que ha rematado todos los anhelos de los enemigos».
Así lo afirmó Ahmadineyad durante un discurso en la ciudad de Ilám, situada en el oeste del país, donde añadió que «los enemigos son los que se oponen al progreso y al honor de las naciones y en cada periodo ponen una excusa, que en esta ocasión ha sido el tema de la nuclearización de Irán», según publica la agencia oficial IRNA. 
Tras asegurar que la causa de esta oposición se debe a que están en contra del progreso del pueblo iraní, el mandatario remarcó que los países occidentales «saben que la energía fósil se está agotando y animan al mundo a consumir gas y petróleo y, en vez de con dinero, les pagan con productos que consumen energía para que de esta manera agoten cuanto antes sus recursos fósiles y puedan gobernar en el mundo gracias a la monopolización de las nuevas energías».
Según Ahmadineyad, la Unión Europea le ha dicho al negociador iraní, Said Jalili, que no quería que Irán se nuclearizara: «Ahora tampoco estamos satisfechos porque os hayáis nuclearizado, pero qué le vamos a hacer, ya lo habéis hecho y nosotros no podemos hacer nada», dijo el presidente parafraseando las palabras de la UE. 
«Hace tres meses anuncié que la aventura política nuclear de Irán ha tocado a su fin, que el pueblo iraní continuará adelante su camino claro y honroso, pero algunos se creyeron que yo decía aquello para animar a la nación. Sin embargo, esto es verdad», subrayó. 
En este sentido, afirmó que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas «ya ha agotado las sanciones y las amenazas y ahora ha decidido postrarse ante el pueblo iraní y devolver el expediente a la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), mostrándose así la veracidad de esta nación». 
Para Ahmadineyad, «los servicios secretos de Estados Unidos han anunciado sin ambages que el pueblo iraní discurre por el cauce correcto en lo que atañe al tema nuclear», y opinó que el informe, «aún cuando aparentemente tendría que haber sido para resolverles los problemas (a Washington) y sacarlo del callejón sin salida en el que se encuentra, ha sido sin embargo en realidad un anuncio de la victoria del pueblo de Irán en el tema atómico ante todas las potencias mundiales». 
«Estados Unidos quería sancionar a los países europeos y privarles de las ganancias que les reporta sus relaciones con Irán, pero, por la gracia de Dios, se remataron los anhelos de los enemigos de la mano de esos mismos enemigos», remachó.