Israel descabeza la Policía de Hamas

Israel descabeza la Policía de Hamas
Israel descabeza la Policía de Hamas

EL CAIRO- El ministro de Interior del gobierno de Hamas, Said Siam, murió al venirse abajo el edificio de tres plantas en el que se encontraba tras un ataque israelí. Su hermano, Salah Abu Sharah, y otro miembro del Movimiento de Resistencia Islámica también murieron y otras 20 personas resultaron heridas. Siam estaba considerado uno de los más importantes responsables de la organización terrorista. En su avance, las tropas cercaron la vivienda de otro líder del movimiento islamista, Mahmud al Zahar, máximo ideólogo de Hamas en Gaza y que permanece en paradero desconocido. Pero la instensa jornada de combates dejó también la airada protesta del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, por el bombardeo israelí contra la sede central de la agencia de la ONU para los refugiados en Gaza, (UNWRA), Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí, argumentó que los combates ocurridos cerca del complejo de la ONU impidían saber si se trató de fuego israelí o de Hamas, aunque el ministro de Defensa, Ehud Barak, inicialmente calificó el ataque de «grave error». El propio Ehud Olmert que consideró «muy triste» este incidente y aseguró lamentarlo, reiteró que «Hamas atacó desde dentro del complejo de la UNRWA durante la tregua humanitaria» de tres horas. No obstante, el ataque a las instalaciones de la ONU ha puesto a Israel en una situación embarazosa en estos momentos en los que se negocia en Egipto una tregua. El ataque alcanzó los almacenes de las Naciones Unidas que guardaban toda la ayuda humanitaria llagada a Gaza en los últimos días, que fue devorada por las llamas. El Ejército israelí endureció ayer su ofensiva contra Hamas y, por primera vez, las tropas penetraron en el interior de la ciudad de Gaza, en lo que parece el preludio del asalto final, aunque no haya habido confirmación oficial. Columnas de humo se alzaban tras los bombardeos que apoyaron el asalto de los barrios periféricos de la ciudad por parte de tropas que se enfrentaron con terroristas palestinos que disparaban morteros y cohetes antitanque. Los carros de combate abrieron fuego contra el hospital Al Quds, en el que también se declaró un incendio, y contra un centro de prensa que albergaba a varias cadenas de televisión y agencias de noticias. A la vez que las tropas israelíes se adentraban en la capital de Gaza, los milicianos islamistas dispararon 14 cohetes desde la franja que cayeron en el sur de Israel, sin causar víctimas. Una casa fue alcanzada en Sderot, a sólo 5 kilómetros de la frontera con Gaza. Mientras se intensificaban los combates en el territorio palestino costero, el secretario de la ONU intentaba presionar a los dirigentes israelíes para que acepten el alto el fuego. Ban se reunió en Tel Aviv con la ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, y después con Olmert y el presidente Simon Peres. Ban manifestó que «ha llegado el momento de que cese la violencia y de que cambiemos de forma fundamental la dinámica en Gaza y retomemos las negociaciones de paz para lograr una solución de dos Estados, que es la única vía para lograr una situación de seguridad duradera en Israel». A lo que añadió que la cifra de muertos en Gaza era «insoportable». Desde el inicio de la ofensiva israelí el 27 de diciembre, 1.070 palestinos han muerto -entre ellos 355 niños y 100 mujeres- y más de 5.000 han resultado heridos, según el último balance.