Jan Fischer un experto en estadística sin perfil político nuevo primer ministro checo

Jan Fischer, un experto en estadística sin perfil político, nuevo primer ministro checo
Jan Fischer, un experto en estadística sin perfil político, nuevo primer ministro checo

Jan Fischer, un experto en estadística sin experiencia política, será el próximo primer ministro de la República Checa, tras el acuerdo cerrado entre el Gobierno conservador y la oposición socialdemócrata para salvar la crisis creada por la caída del Ejecutivo praguense. Jan Fischer, nacido en Praga en 1951, responde al perfil de funcionario del régimen anterior, cuando tuvo que abrirse paso con la ayuda de su pertenencia al Partido Comunista de Checoslovaquia (KSC), en el que militó durante casi una década. No se destacó entonces por su militancia ideológica, ni tampoco ocupó cargos relevantes en la formación izquierdista, a la que se afilió en 1980 y de la que se distanció tras la llegada de la democracia en 1989. El actual jefe del Estado, el conservador Vaclav Klaus, ha restado importancia a esa afiliación política del futuro primer ministro, que será nombrado oficialmente mañana. Ha sido justa esa condición apolítica la que le ha valido la candidatura a la jefatura del Gobierno, ya que, en palabras de Klaus, Fischer es realmente imparcial y "un hombre razonable, que nunca tuvo una orientación política radical hacia uno u otro partido". De hecho, como condición para aceptar el cargo, ha puesto que su nombramiento tenga un fuerte respaldo entre los partidos representados en el Parlamento. Fischer se licenció en 1974 en Estadística y Econometría por la Escuela Superior de Economía de Praga, y comenzó entonces su trayectoria profesional en la Oficina Federal de Estadística de la entonces Checoslovaquia. En 1990 ya era vicepresidente del ente estadístico, y en 1993 fue nombrado número dos de la Oficina de Estadística checa, después de la escisión del país en dos repúblicas soberanas. Su tarea principal en esta época fue el análisis y procesamiento de los resultados de las elecciones parlamentarias y locales. Además, colaboró con el Eurostat y formó parte de una misión del Fondo Monetario Internacional sobre una posible oficina de estadística en Timor Oriental. Durante la actual década ocupó cargos directivos en la agencia de investigación de mercado Taylor Nelson Sofres Factum, una de las principales de Europa y fue jefe de investigación de la Facultad de Informática y Estadística en Praga. En 2003 el estadístico retornó a la Oficina Estadística Checa (CSU), aunque esta vez ocupando la presidencia de la entidad. Fischer está casado en segundas nupcias y es padre de tres hijos..