Toros

Jesulín de Ubrique resulta cogido grave en una pierna en Portugal

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Elvas- El torero gaditano Jesulín de Ubrique resultó herido ayer por la tarde por «Barba Roja», el nombre del toro con que se despedía de la afición portuguesa en el Coliseu de la ciudad de Elvas con un mano a mano con Pedrito de Portugal.
El astado, de 400 kilos, enganchó al torero por debajo de la rodilla izquierda obligándole a ingresar en la enfermería, a donde fue llevado por su propia cuadrilla.

Una vez explorado por el equipo médico fue trasladado en ambulancia al Hospital Santa Lucía de Elvas para un estudio profundo en el que se le apreció un puntazo en la corva izquierda, posible fractura de muñeca y lesión severa en la rodilla.
Los toros lidiados en esta corrida pertenecían a la ganadería española de José Luis Pereda -que no fueron picados, ni matados, en cumplimiento de la normativa portuguesa-, bien presentados, flojos y de juego desigual, ante unas 2.000 personas que ocuparon el tercio del aforo del Coliseu Rondao Almeida de Elvas, donde los toreros fueron recibidos con una fuerte ovación.
Jesulín de Ubrique, al primero de su lote, tuvo que llevarlo con suavidad por su flojera. Su labor sí le permitió saludar desde el tercio.

Con el siguiente logró pespuntear una faena de intenso contenido torero, con desplantes espeluznantes que le fueron premiados con una vuelta al ruedo.

El tercero del mano a mano fue el que finalmente lo llevó al hospital en esta accidentada despedida de los cosos portugueses.