La Guardia Civil retira un artefacto explosivo deteriorado en un hotel de Torrevieja

La Guardia Civil ha retirado hoy «un artefacto deteriorado», que contiene «una pequeña carga explosiva de pólvora», en un hotel de Torrevieja durante el transcurso de unas obras de remodelación, según han informado fuentes próximas a la investigación.
Especialistas del TEDAX analizan en estos momentos la composición y la carga de este artefacto -hallado en el mismo lugar en el que la policía buscó una bomba de ETA en 1991- que, según las citadas fuentes, «está bastante deteriorado» y al parecer «tiene bastantes años».
El hallazgo se ha producido a primera hora de esta tarde en el hotel Cano, ubicado en el casco antiguo de Torrevieja, a raíz de las obras de remodelación que se están llevando a cabo en este establecimiento, y que permanece cerrado al público a causa de estos trabajos.
Por su parte, fuentes municipales han señalado que el artefacto ha sido encontrado en un falso techo de un cuarto de baño del citado hotel, situado en el número 53 de la calle Zoa. Hasta el establecimiento se han desplazado efectivos de la Unidad de Artificieros de la Guardia Civil, acompañados por perros adiestrados, según han explicado estas últimas fuentes.
Tras acceder al lugar de la localización, los agentes han procedido a la retirada del artefacto, operación que se ha desarrollado «de forma controlada y sin incidentes», según un portavoz municipal. 
El 24 de mayo de 1991 una llamada anónima en nombre de ETA alertó de la colocación de tres artefactos explosivos, uno en un restaurante de Santa Pola y dos en sendos hoteles de Torrevieja, uno de ellos el hotel Cano.
Los dos primeros artefactos hicieron finalmente explosión sin causar daños personales, mientras que el tercero no fue localizado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a pesar de las seis horas que dedicaron a su búsqueda.