Historia

La hora del arte conceptual

Que Antonio Muntadas reciba el Premio Velázquez no debería extrañar. Responde a una lógica: aunque el arte conceptual sea duro para los grandes públicos, quizá estemos en su momento de máxima recepción. Podemos decir que ha llegado la hora del conceptual. Más allá de como Muntadas formaliza su lenguaje, utilizando video, imágenes de televisón e información, hay algo muy importante en su obra: la estética de la recepción. Si antes nadie trabajaba sobre el espectador, sobre su punto de vista, sobre cómo es recibida una obra, con Muntadas se invierte esta tendencia y abre una reflexión sobre cómo son recibidas las imágenes y actúa ante el poder. La obra de Antoni Muntadas gustará más o menos, será comprensible o no, como decíamos, para los grandes públicos, pero lo que creo que es indicutible es que su trayectoria es muy sólida. Pieza a pieza ha sabido construir un lenguaje basado en el pensamiento crítico sobre las estructuras de poder. Este lenguaje lo formalizó en Estados Unidos, donde se instala en los primeros años setenta, auque en el Grup de Treball, en Barcelona, anticipó la base de su obra. Pero quizá fue su marcha a Estados Unidos, donde coincidió con Antoni Miralda y Francesc Torres, donde su trabajo adquiere peso. Su influencia en otras generaciones han sido clara. Ahí están las obras de Pedro G. Romero, Expósito y Andújar, por ejemplo. Creo que ha llegado la hora del conceptual, de la reflexion y de la crítica.