La receta de Obama

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

En un día histórico como hoy es difícil no citar a Obama, aunque sea para escribir sobre la economía española. EE UU es un país con virtudes y defectos, pero si hay que destacar un mensaje en el acto de toma de posesión del nuevo presidente americano es el de la unidad. Llega Obama al zénit del liderazgo mundial en medio de una crisis económica de proporciones aún desconocidas. Se han derrumbado como ídolos de barro algunos de los más importantes referentes de los mercados financieros, millones de personas en todo el mundo han perdido sus empleos y los gobiernos destinan ingentes cantidades de fondos públicos a apuntalar sus cuentas. En este contexto, España es uno de los países que más va a sufrir las consecuencias de la crisis. Obama ha dicho algunas cosas que más allá de su belleza retórica bien valdrían una reflexión de nuestros políticos; por ejemplo, que la crisis es un fracaso colectivo. Para hablar del mercado ha empleado términos como responsabilidad, cooperación, diálogo, honestidad, valor, justicia, patriotismo o esperanza. Otro presidente americano, Thomas Jefferson, consideraba que era preferible vivir en un país con Prensa libre y sin Gobierno que en uno con Gobierno y sin Prensa. No ocultar la realidad y encajar las críticas también es contribuir a la recuperación de la economía española.