La Rioja y Castilla y León supeditan su rechazo a la cifra final que les dé mañana Salgado

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Los presidentes de La Rioja, Pedro Sanz, y de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrara, han supeditado su rechazo al nuevo modelo de financiación autonómica hasta conocer mañana, por parte de la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, la asignación económica para ambas comunidades. No obstante, ambos presidentes han anticipado que su negativa a adherirse a este modelo que se ha caracterizado por una "negociación oscurantista", según han coincidido, durante la firma en Logroño de la adenda al protocolo general de colaboración suscrito por ambas administraciones el pasado año. Sanz consideró que se trata del modelo "menos negociado y más oscurantista"y "con menos apoyo"para las comunidades autónomas y auguró que "la historia de la democracia corregirá en el futuro"este sistema. Herrera, por su parte, compartió la crítica al Gobierno central en este asunto y aseguró que "no cuenten con nuestra adhesión"en caso de que la reforma disminuya la financiación que recibe Castilla y León.