La valenciana no acepta el acuerdo porque no se fía del Gobierno americano

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Valencia- María José Carrascosa se niega a aceptar el acuerdo propuesto en La Haya sobre la custodia de su hija porque, según su hermana Victoria, «no se fían del Gobierno de los EEUU», en cuanto a que si la niña viaja allí a ver a su padre «podría no volver nunca». Carrascosa lleva más dos años encarcelada, en Nueva Jersey, por un conflicto por la custodia de su hija. En el citado preacuerdo consta que, viaje o no la niña de un país a otro, si una de las dos partes no lo cumple, todo el peso de la Ley del país afectado caería sobre el que lo incumpla. Eso, en palabras más llanas, es que si la pequeña va a ver a su padre a EEUU y éste no la devuelve, sería la Justicia americana la que actuaría, y viceversa con la madre. El problema estriba en que la valenciana está convencida de que, si ocurre el primer caso, «están seguros de que EEUU no hará nada». Todo ello pese a que la rúbrica de ambos países está en el preacuerdo. En cuanto a las condiciones de los «posibles» viajes de la menor a EEUU incluidos en el preacuerdo, las partes del conflicto consultadas prefirieron no hacer ninguna declaración puesto que en La Haya tuvieron que firmar la confidencialidad aunque, en días anteriores, la familia Carrascosa mantiene que estos viajes estaban incluidos en el. Nueva contraoferta Ante la negativa de María José a firmar, la valenciana lanzó ayer una contraoferta a su ex marido, Peter Innes, en la que propone, entre otras cosas, que tenga un régimen de visitas «amplio» para ver a su hija, siempre que ella mantenga la custodia, él responda a sus obligaciones de manutención y educación, y se demuestre que es inocente de los delitos de los que le acusa su ex mujer, entre otros requerimientos.