Libros

«Mantendré el tono duro y amable»

ENTREVISTA /ANA PASTOR CIERRA TEMPORADA DE «59 SEGUNDOS» Y YA PIENSA EN «LOS DESAYUNOS»

El miércoles se despide de la audiencia por esta temporada con un especial de lo mejor del año en «59 segundos», después de un curso en el que el programa se ha abierto a todas las caras de la actualidad, y por el que han pasado desde el actor Antonio Banderas al presidente del Congreso, José Bono, pasando por el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y su homólogo del Barça, Joan Laporta. Ana Pastor (Madrid, 1977) dirigirá y presentará a partir de septiembre otro de los espacios de información política más importantes de La 1 de TVE, «Los desayunos de TVE». -Esta semana se despide «59 segundos». ¿Qué balance hace del curso? ¿Seguirá la temporada que viene? -El balance es muy positivo, porque por el programa ha pasado el 90 por ciento de los personajes que estaban de actualidad, aunque hemos invitado al cien por cien. Y creo que hemos estado a la altura de los invitados, porque ha sido tan importante lo que han dicho en el programa como lo que se han callado. La temporada que viene todavía no tiene cerrada la programación, pero si empiezo con el reto de «Los desayunos» es evidente que tendré que dejar el programa de radio o «59 segundos» para centrarme en un programa diario, que para mí es todo un reto. -¿Trabajas ya en novedades para «Los desayunos»? -La próxima semana tendré una reunión, pero ya dije que no voy a cambiar lo que funciona. El trabajo del equipo es magnífico, y lo que están haciendo le gusta a la gente, está demostrado. -Pasará de moderar a tener un papel más importante en la entrevista. ¿Cuál va a ser su estilo? -La estructura del programa es muy parecida a «59 segundos», que también tenía una parte de entrevista, y creo que lo que va a cambiar será que la actualidad y el directo dominan el desarrollo del programa, y por eso hay que estar abiertos a cambios y ése es un terreno en el que puedo crecer mucho profesionalmente. -¿Es difícil sacarles titulares a los políticos? ¿Cómo lo hará? -Sí, siempre es difícil, porque son seres humanos bajo mucha tensión. A mí me gusta el modelo periodístico americano de la repregunta. En EE UU, si un político no contesta la pregunta del periodista de «The New York Times» sobre un asunto, el que va después del «Washington Post» la repite exactamente igual, y el siguiente también, y ésa es la manera de obtener respuestas. Me considero incisiva en todos los aspectos de la vida y también difícil de contentar. Los políticos lo van a sufrir, pero creo que es también por su bien, porque ganan puntos cuando dan la cara. -¿Piensa ser agresiva si hace falta? -Agresiva, no. Mantendré el mismo tono duro y amable de Pepa Bueno, porque creo que los políticos son cargos de responsabilidad que no sólo pueden, sino que deben dar respuestas. Tienen que dar la cara porque es su obligación, pero también pienso que es bueno para ellos. -¿Le aportará un estilo personal al programa? -Bueno, más allá de mi forma de presentar, no creo que introduzca cambios porque el equipo funciona como un reloj suizo. Mi trabajo será mantener el nivel que hanconseguido. -Ese nivel ¿se mide en audiencia? -Las audiencias sirven para hacer alguna interpretación, pero no me preocupan. En la televisión pública, lo primero es la calidad y el periodismo bien hechos. No me afectará gane o pierda la batalla de las audiencias.