Mel Gibson se divorcia

Se terminó el amor para una de las parejas más estables de Hollywood. El actor Mel Gibson se divorcia de su mujer, Robyn, después de 28 años de matrimonio y siete hijos en común, el mayor de 29 años y el pequeño de 10. Al parecer, fue ella quien solicitó la demanda el pasado jueves y ayer la presentaba en los juzgados alegando "diferencias irreconciliables"entre la pareja que, según los medios de comunicación estadounidense, llevaba unos tres años viviendo separada. Robyn y Mel se conocen desde 1977 y se dieron el sí quiero en 1980. Ahora, tras toda una vida juntos han decidido seguir cada uno su camino, aunque todavía tendrán que verse las caras ante el juez. Y es que, según publica 'Acces Holywood' en una información recogida por otr/press, la pareja decidió no firmar acuerdo prematrimonial, de manera que hay muchas cosas que los implicados tendrán ahora que aclarar. Así, aunque el contenido de la demanda no se ha hecho público, la publicación norteamericana señala que Robyn ha pedido la custodia del hijo pequeño de ambos, además de una pensión económica. Para conseguir todo esto, la todavía mujer de Gibson ha contratado a la abogada Laura Wasser, especializada en divorcios. Wasser ha llevado también las separaciones de otras famosas, como Angelina Jolie o Britney Spears. Sin embargo, la protagonista de esta historia no ha querido confirmar nada de lo publicado y se ha limitado a emitir un comunicado conjunto con el actor en el que señalan: "Durante todo nuestro matrimonio siempre hemos luchado por mantener la privacidad e integridad de nuestra familia y continuaremos haciendo lo mismo". El matrimonio Gibson comenzó a hacer aguas en 2006, después de que el intérprete, de profundas creencias religiosas, fuera detenido por conducir ebrio y realizara comentarios racistas contra los policías judíos que lo detuvieron. Desde entonces ha tenido problemas con su vida laboral. Apenas ha sido llamado para trabajar en producciones y sólo ha realizado apariciones en programas de televisión o pequeños papeles en películas. Además, su faceta de director no ha traído últimamente más que fracasos de taquilla.