Fórmula 1

No hay quinto malo

El que la sigue la consigue y esta vez, con un poco de suerte, Fernando Alonso logró un premio inesperado. El quinto lugar es ficticio para el Renault que conduce, pero gracias a una maniobra muy arriesgada en la salida y a un error de Ferrari con Massa en los últimos metros de carrera, consiguió una posición impensable. Por arriba, todo sigue igual. Button ganó por delante de Barrichello y del piloto de Red Bull Racing Mark Webber. McLaren sigue sin dar síntomas de recuperación y en Ferrari, que han dado un gran paso adelante, se equivocaron con los cálculos de combustible en el coche de Massa. El brasileño hizo un carrerón y cuando se disponía a recoger los frutos sus ingenieros le comunicaron el error, con lo que perdió hasta dos posiciones.

La carrera tuvo dos momentos intensos: la salida y el final. Cuando el semáforo se apagó, Alonso recordó sus mejores momentos y escaló dos lugares nada más arrancar. Los Toyota no pudieron hacer nada frente al ciclón asturiano. Además, esto le sirvió para librarse de la quema que se produjo después porque, en la segunda curva del circuito, Bourdaix ocasionó un accidente que acabó con las aspiraciones de Trulli, Su- til y Buemi. Este desastre provocó que la pista se llenara de restos de fibra y perjudicó a Hamilton y Raikkonen.

No sólo Alonso salió bien, porque, en cabeza, Barrichello alcanzó la primera plaza después de salir mejor que su compañero Bu- tton, que ocupaba la «pole». Los Brawn GP se escaparon y enseguida destaparon su estrategia a tres paradas. Parecía una locura, pero una vez más el genio que lidera esta estructura, Ross Brawn, supo rectificar a tiempo para lograr un doblete. Button redujo su táctica a dos pasos por boxes mientras que su compañero mantuvo las tres paradas. El resultado fue igual de positivo. Ganaron la carrera sin oposición. Nadie les tose y el inglés va directo hacia el título.

Peor le fueron las cosas a Massa. Hizo una buena carrera e incluso tenía asegurada la cuarta plaza, un buen resultado si se considera que el inicio de Ferrari ha sido dramático. A pocas vueltas del final, su ingeniero le comunicó que debía levantar el pie. Si continuaba a ese ritmo, se quedaría sin gasolina. El brasileño debió modi- ficar mapa de motor y rodar dos segundos más lento que el resto. Vettel le pasó enseguida, pero todavía quedaba Alonso, que aumentó su ritmo para ser quinto.

Claves- La arriesgada salida de Alonso le bastó para superar a Glock y a Trulli.

- Hamilton y Kimi se vieron afectados por el accidente a final de recta que acabó con las opciones de Trulli.

- Un error de cálculo de Ferrari permitió a Alonso adelantar a Massa y ocupar la quinta plaza, ya que el brasileño se quedaba sin gasolina.