Rajoy valora que Camps siga sin medidas cautelares

Los populares esperan que a su militancia no le afecte el ruido del «caso Gürtel» y se movilice en las europeas.

Mariano Rajoy tuvo que volver a reiterar ayer su «apoyo y confianza total» en el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, después de que éste declarase como imputado en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) dentro de la investigación sobre la trama del «caso Gürtel».

 Rajoy subrayó que Camps, que mantiene su condición de imputado, salió «sin ningún cargo» de su comparecencia ante el juez. Aludía así al hecho de que no se hubieran adoptado medidas cautelares en su contra, como tampoco se han adoptado con ninguno de los otros imputados que hasta el momento han pasado por el TSJCV.

La dirección del PP sigue fiándolo todo a la previsión de que el caso no tenga ningún recorrido penal para el político valenciano. Es decir, que en un tiempo razonable, incluso para antes del verano, se dicte el sobreseimiento de la causa. Por medio está la campaña de las elecciones europeas, lo que siembra cierta inquietud, aunque contenida, en las filas populares. El PP confía en que la movilización de su militancia más fiel, es decir, eso que los partidos llaman el «macizo de la raza», no se deje afectar por el ruido de la investigación judicial sobre la trama de corrupción liderada por el empresario Francisco Correa, hoy en prisión. Otra cosa es que ese ruido sí le pueda llegar a perjudicar a la hora de arañar apoyos en otros nichos electorales, pero sería ya de cara a otras elecciones y en función de cómo evolucione la investigación judicial. Génova así lo cree.

En su nueva escenificación del cierre de filas con su «barón», Rajoy se mostró convencido ayer de que su apoyo «total» a Camps es compartido por «la mayoría de los valencianos, que no aciertan a ver lo que está ocurriendo».

El PSOE, por su parte, volvió a utilizar el «caso Gürtel» para insistir en su ofensiva de desgaste del presidente valenciano. «El señor Camps ha declarado 45 minutos, pero en presentar unas facturas se tarda unos segundos, por lo tanto le han sobrado 44 minutos y medio. Todo lo demás es una tomadura de pelo», aseguró en un comunicado.Correa alega motivos psicológicosEl empresario y considerado principal imputado en la «operación Gürtel», Francisco Correa, ha vuelto a solicitar al instructor de la causa, el magistrado del TSJ de Madrid Antonio Pedreira, la libertad provisional. En su petición, según fuentes jurídicas, argumenta dos motivos principales: la situación psicológica que sufre dentro de la prisión –depresión– y la necesidad de atender a un hermano impedido. El magistrado ha requerido todos los reconocimientos médicos efectuados a Correa antes de pronunciarse. Por otro lado, el juez ha rechazado la libertad de Pedro Crespo y Antoine Sánchez.