Fernado Alonso: «El objetivo es luchar por el Mundial y nunca he estado tan preparado»

El español Fernando Alonso (Renault) se mostró ambicioso en la presentación del 'R29' y aseguró que esta próxima campaña va a volver a luchar por el título ya que se siente muy optimista y más preparado que nunca para repetir los éxitos que consiguiera en 2005 y 2006, campañas en las que la escudería gala conquistó los cetros de pilotos
y marcas.
"El objetivo es luchar por el Mundial, cruzar los dedos y ver cómo van las cosas en las tres o cuatro primeras carreras. Pocos inviernos he tenido las ganas que tengo ahora. Nunca he estado tan preparado como ahora", aseguró un confiado Alonso, que sabe que su final de 2008 es un "buen punto de partida"aunque no duda de que tendrá que "trabajar".
El asturiano, que conquistó dos entorchados consecutivos, sabe que tendrá muy complicado volver a lograrlo, pero no piensa cejar en su empeño. "No es fácil ser campeón del mundo, hay que tener mucha fortuna. Y yo espero estar en la lucha al menos hasta las dos o tres últimas carreras", afirmó.
Sonriente y relajado, el ovetense recalcaba una y otra vez que aspira a sustituir a Lewis Hamilton en el palmarés del Campeonato aunque reconoce que podría tener que "bajar el listón"después de tres carreras. "Yo sólo pienso en ganar y empiezo con más posibilidades que nunca", dijo.
Alonso define como "incomparable"conquistar el título. "Eso no se cambia por nada", comentaba ilusionado porque sus dos victorias en el tramo final de 2008 le permiten volver a entrar en las quinielas. "Mi remontada final fue muy importante para mí, para el equipo y para la sensación general que dejé en España y en otros países como Italia o Gran Bretaña, donde reconocieron mi trabajo", indicó.
Además, aseguró que tiene "buenas sensaciones"después de que su compañero Nelson Piquet Jr sacará hoy por primera vez el coche a la pista. "Creo que el 'R29' va a ir rápido y hoy Nelson no ha tenido ningún problema con él. Pensábamos dar unas 20 ó 25 vueltas, hemos dado más de 30 y no hemos tenido problemas. Ha sido un día realmente bueno para empezar a trabajar y nos da ánimos de cara al resto de la semana. Ojála nos sirva para empezar a hacer cosas", indicó.
Sin embargo, es sincero cuando resume la opinión que tenía mediada la pasada campaña, en la que tras su paso por McLaren-Mercedes, tuvo que empezar desde cero en la marca del rombo. "A mitad del año pasado nadie apostaba por mí, ni siquiera yo mismo", recalcó.
Además, ve "más abierto"el Mundial debido a las novedades técnicas. "Siempre luchan dos o tres pilotos y dos equipos sobresalen. Este año puede que aumente la competencia porque todos partimos de cero. El objetivo principal es que Renault y yo estemos en la pelea", apuntó.
Su gesto sólo se contrarió al ser preguntado si se irá el año que viene a Ferrari. "No tengo nada que decir de Ferrari. Por desgracia otro año más tendré que hablar fin de semana sí, fin de semana también de ese tema. Y no quiero, no tengo intención de hacerlo. Tengo más ganas que nunca de ganar el Mundial, es lo único que me importa. Si ganas y puntúas se olvidarán de Ferrari", afirmó.
Alonso también calificó como "una sorpresa"el adiós de Honda al 'gran circo'. "Nunca me lo hubiera esperado, quizás sí de otra escudería más pequeña como Force India o Toro Rosso. Pero nos ha servido como aviso para cambiar nuestras costumbres. Y desde ese momento, se han hecho muchos avances para reducir costes. Y creo que Honda nos ha salvado a los demás", apostilló.
Por último, explicó que se alegra siempre por los éxitos de los deportistas españoles. "Me alegro mucho cuando gano, no me gusta perder. Pero me alegro infinitamente cuando un deportista español gana. Ha sido un buen año de alegrías deportivas, aunque no hayan sido personales. Tenerlo todo sería fantástico, pero no siempre es posible", finalizó.

La escudería francesa Renault presentó hoy el nuevo R29 en el circuito portugués del Algarve, el coche con el que el español Fernando Alonso luchará en 2009 por el asalto a su tercer título mundial de Fórmula Uno.
La presentación del nuevo bólido, donde el rojo ha ganado protagonismo entre el amarillo y el naranja, duró apenas cinco minutos y tuvo lugar en el garaje del equipo Renault, en el Algarve Motor Park, en Portimao -sur de Portugal-, donde el equipo realiza cuatro jornadas, entre hoy y el jueves, de ensayos.
Fernando Alonso y el brasileño Nelson Piquet, hijo del triple campeón del mundo, fueron los responsables de levantar la sábana blanca que cubría el bólido, junto a la mirada del jefe de la escudería, el italiano Flavio Briatore, y los pilotos de pruebas.
En la visual del coche, de aspecto más clásico, destaca el aumento del tamaño del alerón delantero y la reducción en el trasero para adaptarse a las normativas de la Federación Internacional de Automovilismo(FIA).
A su sencilla aerodinámica se suman unos neumáticos lisos, cambios con los que Alonso espera estar al nivel de los Ferrari y los McLaren en busca de su ansiada tercera corona.
Los responsables del equipo francés aseguran que el R29 ha solventado ya los problemas en los test de impacto frontal y lateral que hicieron que no superase dos de las tres pruebas de impacto exigidos por la federación internacional.
Tras la puesta de largo, los motores de Renault ya comenzaron hoy a rugir con el brasileño Piquet, quien empezó a rodar en la pista Portimao, donde Fernando Alonso se estrenará el próximo miércoles y el jueves.
Fernando Alonso, campeón mundial en 2005 y 2006, tratará este año con el nuevo R29 olvidar el mal inicio de la pasada temporada, en la que, con un coche poco competitivo no pudo pelear por el título y que sólo pudo enderezar en el tramo final con dos triunfos, en Singapur y Japón.