Fórmula 1

Sigue la dictadura de Brawn

Sigue la dictadura de Brawn
Sigue la dictadura de Brawn

El guión tampoco cambió en Turquía. Los Brawn volvieron a ser los mejores coches aunque hoy arrancará en primera posición Sebastian Vettel a los mandos de un Red Bull Racing. El alemán fue más descargado de gasolina que sus rivales y por eso logró el mejor tiempo. Sin embargo, el equilibrio perfecto entre el tiempo marcado y la carga de combustible fue para los coches de Brawn GP. No van tan ligeros de combustible y además ocuparán la primera y segunda fila en parrilla de salida.
Vettel puede ser un rival incómodo al principio de la carrera pero si no pasa nada anormal, Button puede hacerse de nuevo con la victoria. Aunque esta vez habrá que tener en cuenta a Ferrari, que corre con el «kers» y eso les puede ayudar mucho.
Hoy habrá que despejar la incógnita de los neumáticos blandos porque en la pista de Estambul se están comportando de forma irregular y eso le puede costar un disgusto a algún piloto.
La cuarta plaza fue para Mark Webber que partirá delante del Toyota de Trulli, que sale con una carga de gasolina aceptable y podría ser un duro rival. Los dos Ferrari arrancarán justo por delante de Fernando Alonso, que una vez más, colocó el R29 en un lugar que no le corresponde. Pasó apuros para llegar a la última tanda, pero el asturiano no puede hacer milagros y, a pesar de que hoy es el coche más descargado de gasolina, sólo pudo conseguir el octavo. Seguramente hoy será el primer piloto en pasar por línea de boxes y con ese planteamiento, un poco a la desesperada y carente de lógica para una escudería que ha sido campeona del mundo, sólo aspira a lograr algún punto o incluso quedar fuera de los ocho primeros.
Hoy por hoy, Alonso «se está jugando el tipo» con un monoplaza que no está a la altura… para conseguir un octavo puesto que no sabe a nada. El esfuerzo es muy grande por parte del español pero definitivamente, el Renault no da para más. «Para Turquía hemos traído algunas mejoras, pero no han dado resultado. Espero que para la próximo carrera, en Silverstone, llevemos algo nuevo y nos dé resultado», se lamentó el piloto español.


Alonso, contra la FIA
El asturiano se mostró muy claro ayer cuando le preguntaron sobre la posibilidad de crear un campeonato paralelo a la Fórmula 1 con equipos como Ferrari, BMW, Renault y Mercedes. Criticó duramente las ideas de la Federación para la próxima temporada y apostó por un certamen al margen de la F-1 y las Federaciones. «Si los constructores organizan un campeonato paralelo, sería el más interesante, donde va a estar toda la tecnología, los coches más rápidos del mundo y, al final, los pilotos querremos estar ahí», aseguró el piloto asturiano.