Vasconcelos un cazador de la mafia

El hombre que persiguió a los barones de la droga durante 20 años y fue artífice de la extradición a Estados Unidos de capos del crimen organizado, José Luis Santiago Vasconcelos, murió hoy en un accidente aéreo, junto con el ministro mexicano de Gobernación, Juan Camilo Mouriño.

Santiago Vasconcelos llegó a conocer las redes de seguridad y desde diversos cargos, entre ellos la vicefiscalía contra el crimen organizado, desde donde intentó desbaratar a las poderosas bandas de la mafia, que le quisieron quitar la vida mediante atentados.
En agosto pasado, después de dos décadas de servir en la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía), Santiago Vasconcelos renunció al cargo de vicefiscal Jurídico y de Asuntos Internacionales, desde el que encabezó la más importante serie de extradiciones de capos a Estados Unidos, que ahora supera la cifra de cien.
Entre los barones de la droga cuya extradición permitió Santiago Vasconcelos figuran Osiel Cárdenas, líder del cártel del Golfo, y Héctor «El Güero» Palma, del cártel de Sinaloa.
Días después de su separación de la PGR, fue llamado por el presidente de México, Felipe Calderón, para coordinar el cambio al sistema judicial del país, en medio de una ola de violencia atribuida al crimen organizado que se ha cobrado 8.000 muertes en los últimos tres años. Santiago Vasconcelos fue nombrado titular de la Secretaría Técnica para la ejecución de las reformas constitucionales sobre seguridad y justicia penal, aprobadas en abril pasado.
Estaba encargado de verificar, coordinar y dar seguimiento a todos los trabajos para que estas reformas se ejecuten en el sistema de justicia penal.
Santiago Vasconcelos era considerado uno de los más reconocidos expertos a nivel internacional en materia de combate a la delincuencia organizada y fue blanco de atentados, uno de ellos en diciembre de 2007.
Este atentado fue planeado por un grupo de sicarios, capturado en Ciudad de México en posesión de un arsenal.