¿Qué son las armas antisatélites rusas que inquietan a Estados Unidos?

El Pentágono acusa a Rusia de ensayar nueva tecnología para destruir instalaciones espaciales

Una amenaza “real, seria y creciente”.

Con estas palabras se refirió este jueves el Comando Espacial de Estados Unidos al ensayo atribuido a Rusia de un arma que podría ser utilizada para destruir satélites en el espacio.

El Comando Espacial “tiene pruebas de que Moscú realizó una prueba no destructiva de un arma antisatélite desde el espacio” el 15 de julio, según indicó el organismo en un comunicado.

“La prueba de la semana pasada es un nuevo ejemplo de que las amenazas contra las instalaciones espaciales de Estados Unidos y sus aliados son reales, serias y crecientes”, añadió el Comando.

El ministro de Defensa de Rusia, Serguei Shoigu, había dicho previamente que su país está usando nueva tecnología para llevar a cabo inspecciones de su equipamiento espacial.

El antecedente chino

El 11 de enero de 2007, China destruyó exitosamente un viejo satélite climático llamado FY-1C, que orbitaba la Tierra en una órbita polar a una altitud de aproximadamente 865 kilómetros, con una masa de cerca de 750 k¡ilos. Lanzado en 1999, fue el cuarto satélite de la serie Feng Yun.

La destrucción fue llevada a cabo por un misil SC-19 ASAT,1 que portaba una ojiva similar a la del Exoatmospheric Kill Vehicle estadounidense. El misil fue lanzado desde un vehículo transportador-erector-lanzador en el centro espacial de Xichang (28.247, 102.025). La ojiva destruyó el satélite en una colisión directa a una velocidad relativa extremadamente alta.