La emotiva carta de un hombre a su mujer que murió en el atentado de Manchester cuando esperaba a su hija

Michelle Kiss, de 45 años y madre de tres hijos, perdió la vida cuando fue a recoger a su hija al concierto de Ariana Grande

Un hombre ha querido rendir homenaje a través de una emotiva carta a su esposa, víctima del atentado que se produjo en Manchester en el concierto de Ariana Grande en mayo de 2017 y que se saldó con la muerte de 22 personas, tal y como recoge ‘Daily Mail’.

Según el citado diario británico, el marido, Tony Kiss, cuenta cómo se siente tras perder a su mujer aquel fatídico día: “El amor de mi infancia, mi esposa, mi amiga, mi alma gemela”. Michelle, de 45 años y madre de tres hijos, falleció cuando fue a buscar a su hija al concierto. La noche de la explosión ella se encontraba a unos 20 metros aproximadamente del atacante, mientras esperaba afuera a que saliera su hija con una amiga. Afortunadamente su pequeña logró sobrevivir, pero según fuentes cercanas a la investigación, ella se encontró a su madre Michelle inconsciente en el suelo con una herida en la cabeza.

Tony explica que Michelle ese día estaba actuando “como cualquier madre", esperando a su hija: Michelle murió, pero mi hija sobrevivió sorprendentemente, pero el terror que tuvo que vivir tras la explosión solamente lo sabe ella. Sin embargo, me gustaría pensar que en sus últimos momentos juntos ella pudo consolar de algún modo a su madre. También quiero pensar en ella, en el momento que sus caminos se separaron, como el pequeño ángel de la guarda de su madre porque sé que Michelle se convirtió en su ángel de la guarda en ese mismo instante”, explica el padre.

El marido describió a su esposa como “mi novia, mi novia de la infancia, mi esposa, mi amiga, mi alma gemela" durante 30 años. Tony comentó que Michelle siempre fue su guía “desde el primer momento" en que se conocieron cuando tenían 15 años y fueron presentados por un amigo que tenían en común. “Ahora soy mamá y papá a la vez, estoy haciendo mi mayor esfuerzo, pero me preocupa que nunca pueda ser suficiente.’ ¿Cómo puede ser lo suficientemente bueno para mis hijos, sin su mamá, sin Michelle? ¿Cómo puede ser?", se preguntaba el hombre.

Tony prosigue en su carta indicando lo mucho que echa de menos a su mujer: “Extraño su sonrisa, extraño su voz pero, sobre todo, extraño su hermosa presencia y sus cálidos abrazos”. También tuvo palabras de elogio hacia la gente de Manchester: “Toda la ciudad demostró que el amor puede convertirse en la fuerza más poderosa del mundo. Por eso le doy las gracias a la maravillosa gente de Manchester por hacerme recuperar mi fe en la humanidad en el momento más difícil de mi vida”.

Tony y Michelle compraron su primera casa juntos cuando tenían poco más de 20 años y se casaron en una playa de Barbados en 1995, al mismo tiempo que su primo Gary. Con el paso del tiempo, Michelle visitó Manchester Arena un gran número de veces junto a sus hijos para disfrutar de conciertos, incluido uno de Take That (su banda favorita) seis veces. ”Qué triste pensar, que un lugar que trajo tanta alegría a mi familia, sería el lugar que me quitaría esa alegría para siempre”, expresó Tony.