Nepal plantea prohibir a las mujeres viajar sin permiso

Cientos de mujeres protestan por el proyecto de ley contra la trata de personas que requiere el permiso de las familias para viajar

Marcha de mujeres contra el aumento de la violación y casos de asesinato y violencia doméstica contra mujeres en Nepal en Katmandú, el viernes pasado
Marcha de mujeres contra el aumento de la violación y casos de asesinato y violencia doméstica contra mujeres en Nepal en Katmandú, el viernes pasadoNARENDRA SHRESTHAEFE

Un proyecto de ley en Nepal que prohibiría a las mujeres viajar al extranjero sin el permiso de sus familias y funcionarios del gobierno local ha sido calificado de inconstitucional y “ridículo”, informa The Guardian. Las propuestas, presentadas por el Departamento de Inmigración la semana pasada en un intento por prevenir la trata de mujeres, requerirían que todas las mujeres menores de 40 años soliciten permiso antes de visitar África o Oriente Medio por primera vez. Tras las críticas, el departamento dijo que la ley se aplicaba solo a las mujeres “vulnerables” y enfatizó que aún no se había finalizado.

El viernes, cientos de mujeres nepalíes se reunieron para protestar contra las propuestas en el Maitighar Mandala en el corazón de Katmandú, como parte de una “marcha de mujeres” para destacar la violación y otros abusos de los derechos de la mujer.

Hima Bista, directora ejecutiva de Women Lead Nepal, dijo a los manifestantes: “Lo que es extremadamente peligroso es el proceso de pensamiento detrás de esto. El mismo hecho de que un legislador esté pensando en redactar esta ley que restrinja el movimiento de niñas y mujeres adultas nos dice cuán profundamente arraigada está la mentalidad patriarcal.

La Comisión de Derechos Humanos de Nepal estimó que unas 35.000 personas, incluidas 15.000 mujeres y 5.000 niñas, fueron víctimas de la trata en 2018. Los activistas señalaron que no solo las mujeres son víctimas de trata, por lo que los legisladores de inmigración deben considerar a las mujeres y los hombres en cualquier cambio legal propuesto.

Ha habido varios intentos en las últimas décadas para combatir la explotación mediante restricciones de viaje. El último fue en 2017 cuando el gobierno prohibió a los ciudadanos nepalíes trabajar en el Golfo como trabajadores domésticos, una medida que estaba dirigida a las mujeres. Los activistas se han quejado durante mucho tiempo de que prohibir a las mujeres viajar no funciona y viola sus derechos. Meenakshi Ganguly, directora de Human Rights Watch para el sur de Asia, dijo que las propuestas actuales podrían “forzar a las mujeres a trabajar en empleos sin papeles y más arriesgados, aumentando el peligro de trata y abuso”. Ganguly dijo que el gobierno “debería regular mejor las agencias de contratación, trabajar con los gobiernos de los países de destino para implementar protecciones y responder de manera efectiva para brindar servicios de protección cuando ocurren abusos”.