Estados Unidos detecta el primer caso de viruela del mono mientras la OMS advierte sobre la enfermedad

La organización recuerda que supone un riesgo añadido para niños y mujeres embarazadas

Erupción cutánea provocada por la viruela del mono
Erupción cutánea provocada por la viruela del mono FOTO: OMS La Razón

Los primeros casos de la enfermedad denominada como “viruela del mono” están apareciendo en varios países del mundo. Los iniciales casos confirmados de la enfermedad en Reino Unido, primer país que alertó a la OMS de esta enfermedad antes de que se detectaran posibles infecciones en España, Portugal y EEUU, están ligados a la variante de África Occidental, menos grave, afirmó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La organización con sede en Ginebra advierte de que esta enfermedad, que se transmite a través de gotículas o contacto directo con piel u objetos contaminados, supone un riesgo añadido para niños y mujeres embarazadas, que pueden transmitir la enfermedad al feto.

OMS indica que la vacuna contra la viruela convencional es bastante eficaz contra esta enfermedad, aunque como ésta enfermedad fue erradicada hace 40 años y las campañas de inmunización contra ella terminaron poco después, las generaciones más jóvenes no cuentan con esa protección.

“Durante esta pandemia, hemos tenido varios brotes de viruela del mono en el continente... También esperamos que se produzcan otros brotes y los trataremos de la forma habitual”, declaró Ahmed Ogwell Ouma, director en funciones del Centro Africano de Control y Prevención de Enfermedades, en una sesión informativa semanal.

“Sin embargo, estamos preocupados por los múltiples países de fuera, especialmente en Europa, que están viendo estos brotes de viruela del mono. Sería muy útil que se compartieran los conocimientos sobre el origen de estos brotes”, dijo.

“Estamos en estrecho contacto con nuestros homólogos de los CDC europeos para tratar de entender de dónde proceden, porque cuando se ve la viruela del mono en entornos alejados de una zona boscosa, sin duda, en lo que respecta a la salud pública, se plantean muchas preguntas”, explicó Ouma.

El primer caso confirmado en el Reino Unido fue ingresado en un hospital el 6 de mayo, se diagnosticó la enfermedad el 12 de mayo, y tres días después se alertó a la OMS de la presencia de varios casos en el país.