Al Sisi se prepara para la Presidencia tras el «sí» en el referéndum

Banderas de Egipto y fotos del general Al Sisi tras los resultados de la votación
Banderas de Egipto y fotos del general Al Sisi tras los resultados de la votación

La Alta Comisión Electoral egipcia confirmó ayer la victoria absoluta del «sí» en el referéndum constitucional que se celebró esta semana: un 98,1% de los votantes respaldaron la nueva Carta Magna, con un 38,6% de participación. El presidente de la comisión electoral, Nabil Salib, anunció los resultados de forma ceremoniosa en una rueda de prensa ayer por la tarde, calificándolos de «sin precedentes». Las autoridades interinas han cuidado los detalles de todo el proceso electoral, desde el principio hasta el final, ya que esta cita constituía la primera y más importante prueba para el Gobierno y el Ejército egipcios, siete meses después del Golpe de estado contra los Hermanos Musulmanes. Más de 20 millones y medio de egipcios acudieron a votar –de los 53 millones y medios registrados– legitimando así el sistema diseñado por los militares, que no dejaron espacio a los rivales en las urnas. Tan sólo hubo 381.000 votos en contra de la Constitución. Este porcentaje casi ridículo en un país de más de 80 millones de habitantes demuestra la eficacia de la maquinaria propagandística y electoral de los militares, que supervisarán ahora los comicios presidenciales y parlamentarios, que tendrán que organizarse en seis meses desde la aprobación de la nueva Carta Magna. También se registraron 247.000 votos inválidos, tal y como detalló Salib, aunque muchos de ellos podrían haber sido a favor del «sí». Según el diario «Al Masry Al Youm», se invalidaron papeletas con el nombre del general Abdel Fatah Al Sisi y dibujos de corazones para el nuevo líder egipcio, que muchos de los votantes quieren ver en la presidencia del país. Por otra parte, se anularon papeletas porque llevaban escrito «abajo el régimen militar» y varias personas fueron arrestadas por ello.