“Alabado sea Alá”. Daesh insiste en dar un carácter religioso a su terrorismo

“Todos los musulmanes deben luchar porque trae buenas consecuencias”

“Todos los musulmanes deben luchar porque trae buenas consecuencias”

“Alabado sea Alá, el Señor de los obreros y la oración”. Así comienza el “sermón” que Daesh ha incluido en el último número de su revista dedicada a los “combatientes”, con el que pretende reforzar la idea de que las actividades terroristas responden a un designio religioso que todos los musulmanes deben cumplir.

“Todos los musulmanes deben luchar (...) lleva consigo buenas consecuencias. El mundo y el más allá, que Dios se complace con nosotros”, dice el “sermón”.

El mensaje, que se repite machaconamente, pretende llevar a la mente de los interlocutores que son una especie de elegidos por Dios para acabar con los “infieles” de otras religiones; son los que se oponen a la consolidación de un “Gran Califato”, bajo la sharia, la interpretación más rigorista del Islam.

“Dios es un juez. Por piedad, y por el bien de los devotos dijo: buscamos a nuestros apóstoles y los que creen en él tendrán la vida el día del juicio (...) es el Dios de los creyentes sobre los incrédulos” (...) a los que golpeará”, agrega.

“La guerra de Iraq es un buen ejemplo. Los muyahidines pasaron tribulaciones y tribulaciones y las superaron. Fue su yihad durante una década. Para que Dios les abra el país”, subraya.

“Este es el año de Dios con el amor de la creación. A Él, con Su Profeta y Su Mensajero (...) la dignidad, cuánto Dios es una gran bendición”, enfatiza.

Este mensaje es uno más. Por ejemplo, la agencia Amaq, cada vez que da la noticia de un atentado, con detalle del número de muertos y heridos, da las gracias a “Alá Misericordioso” por el “Éxito” cosechado.

En el vídeo difundido en el que se recoge un mensaje del cabecilla de Daesh, Abu Bark Bagdhadi, comentaba que “el único método que funcionaría con los tiranos es librar la yihad por el bien de Alá. Al librar la yihad, los tiranos serían silenciados y la dignidad y la gloria se pueden lograr librando la yihad y solo La espada trabaja con estos tiranos ".

De hecho, comentó que los atentados contra iglesias católicas en Sri Lanka (además de hoteles) era "una fracción de la venganza que espera a los cruzados y sus colas con el permiso de Alá. Bendición debido a Alá que entre los muertos estaban los estadounidenses y los europeos”.

Incluso, a la hora de dar instrucciones para manejarse en las redes sociales, se recomienda que “teman a Alá y no decepcionen a sus hermanos mujahideen (combatientes); y teman por ustedes mismos desde el año de la sustitución, la Sunnah de Dios no cambia ni cambiará”.