Asesinados a tiros en un centro comercial de México dos delincuentes israelíes, uno de ellos el narcotraficante más buscado

La embajada de Israel en México ha informado de que las víctimas son Alon Azulay, de 41 años, y Benjamín Yeshurun, de 44, con numerosos antecedentes tanto en Israel como en México

La policía llega al centro comercial de México donde fueron asesinados. (AP Photo)
La policía llega al centro comercial de México donde fueron asesinados. (AP Photo)

Una mujer habría asesinado a tiros a dos hombres de nacionalidad israelí en un restaurante de un centro comercial en Ciudad de México. El suceso podría tener conexiones con el crimen organizado, según las primeras investigaciones.

De hecho, la embajada de Israel en México ha hecho público un comunicado en el que informa que las víctimas son Alon Azulay, de 41 años, y Benjamín Yeshurun, de 44, con numerosos antecedentes criminales tanto en Israel como en México. De hecho, este último sería según distintas fuentes uno de los narcotraficantes más buscados en Israel.

La embajada trabaja ahora en realizar las gestiones necesarias para trasladar los cuerpos a Israel a más tardar la próxima semana.

Aunque la mujer fue arrestada rápidamente y afirmó que los asesinatos fueron un crimen pasional, los fiscales han descartado rápidamente este motivo y han explicado que estaban involucrados “grupos criminales” internacionales.

Las autoridades dijeron que la mujer y otro hombre se sentaron el miércoles en una mesa cerca de las víctimas en un restaurante en el centro comercial Plaza Artz; luego se levantó y disparó a los dos israelíes a corta distancia.

Tras quitarse la peluca con la que trataba de suplantar su identidad, salió huyendo del centro comercial pero fue atrapada rápidamente por la policía. Al menos dos cómplices dispararon a un oficial de policía fuera del centro comercial y luego huyeron en un automóvil.

Según varios medios mexicanos, Benjamín Yeshurun estaba relacionado con secuestros exprés, contrabando de armas y narcotráfico. De hecho, ya había sido detenido en anteriores ocasiones y deportado a Israel.

La autora de los disparos sería Esperanza Gutiérrez, según informa la web Aurora, de 33 años, que disparó con una pistola Glock directamente a la cara de las víctimas.