Madrid

Así afectará el Brexit a los españoles que quieren estudiar en Reino Unido

Hasta el 31 de diciembre de 2020, pagarán las mismas tasas y podrán acceder a financiación pública

Hasta el 31 de diciembre de 2020 pagarán las mismas tasas

Publicidad

Miles de estudiantes españoles eligen estudiar cada año en una universidad británica. Y la cifra va en aumento. Su modelo es uno de los más reputados en los rankings internacionales, pero el Brexit plantea ahora un nuevo escenario para quienes escogen esta opción. Mark Howard, nuevo director del British Council, la institución encargada de los asuntos relacionados con la educación en Reino Unido, responde a las dudas que ahora pueden plantearse muchos estudiantes que piensan formarse en este país.

¿Cuántos españoles deciden cada año realizar estudios universitarios en UK o de perfeccionamiento de idiomas?

-Cerca de 13.000 españoles estudiaron en universidades británicas en el curso 2017-2018, según los últimos datos facilitados por la agencia británica de esta-dísticas universitarias, HESA. Lo realmente significativo de este dato es que representa el quinto año consecutivo de subidas y un crecimiento de un 6% respecto al curso anterior. Este aumento es aún mayor (un 34%) si nos remon-tamos a los 9.555 estudiantes españoles de grado, posgrado e intercambio del curso 2013-2014. En el caso del aprendizaje de inglés, no disponemos de datos de ninguna fuente oficial.

Publicidad

¿El Brexit puede ser un factor disuasorio para que alumnos españoles elijan estudiar a una universidad de UK? ¿En qué medida puede afectar? ¿Puede conllevar un encarecimiento de los estudios?

Publicidad

Es indudable que los escenarios de cambio despiertan incertidumbre y dudas, pero no es menos cierto que ya podemos ofrecerles algunas respuestas a los españoles que quieran estudiar en una universidad británica. Estas respuestas son claras, independientemente de cómo se produzca la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Aquellos españoles que se matriculen antes del 31 de diciembre de 2020, tienen garantizadas las mismas tasas universitarias y acceso a financiación pública que los británicos, hasta la finalización de sus estudios. Por tanto, a día de hoy, el Brexit no implica, en modo alguno, el encarecimiento de sus estudios.

¿Cómo va afectar a nivel sanitario a estos alumnos si se ven afectados por alguna dolencia durante su estancia como estudiantes?

Todavía desconocemos cómo será el escenario definitivo después del 31 de octubre. En el peor de los casos, los ciudadanos de cualquier parte del mundo que cuentan con una VISA de estudiante internacional tienen acceso al Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (National Health Service) pagando 15 libras al mes (unos 17 euros).

Publicidad

¿Y a nivel de seguridad? Las noticias que hemos visto hacen refe-rencia a que han aumentado las agresiones a españoles desde que se aprobó el Brexit.

Nuestra postura es también tranquilizadora en este sentido porque, aunque se registren hechos aislados, el 90% de los estudiantes internacionales en el Reino Unido recomiendan su experiencia, según los últimos datos de Universities UK (la CRUE británica). Estos estudiantes están tan satisfechos con su estancia en el Reino Unido que recomiendan el país frente a otros destinos de habla inglesa como EEUU, Canadá o Australia.

¿Puede haber más dificultades burocráticas a la hora de convalidar estudios?

Más que de dificultades, hablaría de posibles cambios en el procedimiento. Es importante aclarar que el reconocimiento de los títulos universitarios está recogido en los acuerdos suscritos dentro del Espacio Europeo de Educación Superior, firmados por 49 países, entre los que se encuentran aquellos que forman parte de la UE y otros externos. El Reino Unido seguirá siendo uno de los actores más activos a partir del 31 de octubre de 2019, sea cuál sea el mecanismo de salida.

¿Qué diferencia a las universidades españolas de las de UK?

Como repiten ustedes mucho aquí en España, “en la variedad está el gusto”: la educa-ción británica es más flexible en muchos aspectos, mientras que la española se caracteriza por una mayor cantidad de contenidos. La financiación en ambos sistemas es también diferente. En España son los impuestos de todos los españoles los que cubren los costes universitarios, mientras que en el Reino el Unido son los préstamos de los alumnos universitarios los que, a modo de impuesto, pagan los costes una vez que estos comienzan a trabajar y tienen unos ingresos mínimos.

Nuestra misión en este contexto es muy clara: informar sobre el sistema universitario británico a los estudiantes, familias y profesores que nos están visitando estos días en nues-tras ferias educativas, o a los que nos contactan habitualmente por email, para que tomen la mejor decisión posible y para que conozcan las rutas que pueden seguir para construir su futuro.

¿Qué desembolso económico podría suponer para una familia es-pañola que su hijo estudie en UK?

El precio máximo anual es de 9.250 libras al año (alrededor de unos 10.100 euros) para los cursos que empiecen antes del 31 diciembre de 2020. Este precio máximo se mantiene mientras duren los estudios.

Como ya hemos avanzando, existen varias opciones de financiación. La más común es el préstamo del Gobierno británico para estudiantes de la UE que ya estén en el país o que comiencen sus estudios hasta diciembre de 2020. También hay becas que ofrecen organismos como el British Council (Premio IELTS España y Global Study Awards), La Caixa, las Becas Fullbright o las ayudas de las propias universidades.

Invitamos a todos los interesados a que resuelvan sus dudas en nuestras ferias y sesiones informativas, o a que consulten toda la información disponible en www.britishcouncil.es. La información es siempre el mejor antídoto frente a la incertidumbre.