Boris Johnson y su amiga la modelo

Acusado de subvencionar con 140.00 euros a la estadounidense Jennifer Arcuri cuando era alcalde de Londres

El ahora primer ministro britanico, Boris Johnson, junto a la modelo Jennifer Arcuri en una imagen de octubre de 2013
El ahora primer ministro britanico, Boris Johnson, junto a la modelo Jennifer Arcuri en una imagen de octubre de 2013

El “premier” es acusado de subvencionar con 140.00 euros a la estadounidense Jennifer Arcuri cuando era alcalde de Londres

A Boris Johnson, el primer ministro británico, se le mira ahora con lupa. Y su pasado puede afectarle a su futuro político. No ha sido un buen comienzo de semana para el líder conservador. A la bomba de la quiebra de Tomas Cook se le unió una información publicada en su edición dominical por el diario “The Times”.

Según el prestigioso diario, durante el tiempo en que Johnson estuvo al frente de la alcaldía de Londres, el gabinete del político intercedió para que la ex modelo y empresaria estadounidense Jennifer Arcuri (34 años) recibiera un total de 140.000 euros en subvenciones y ayudas públicas y fuera incluida, hasta en tres ocasiones, en la delegación comercial que acompañó al alcalde en sus viajes al extranjero.

Después de una breve carrera como modelo, Arcuri estudió un máster en Administración de Empresas y dio el salto a Londres. Enseguida se dejó ver en los actos del Partido Conservador en los que intervenía Johnson, participó en la campaña para su reelección y pronto se refirió a él en sus comunicaciones electrónicas como un gran amigo.

Johnson ha evitado pronunciarse al respecto. Preguntado en Nueva York, donde se celebra la cumbre del clima, el primer ministro solo mostró su preocupación por el medio ambiente. Nada sobre Arcuri. Quien sí habla de ella es el rotativo británico, que publica que en la época en la que Johnson era alcalde de Londres era habitual ver a Arcuri en los actos del Partido Conservador.

Fueron fotografiados juntos en varias ocasiones. Johnson, según fuentes citadas por el diario, comenzó a visitar con asiduidad el apartamento que la joven tenía en el barrio londinense de Shoreditch. «Solía dejarse ver por aquí muy a menudo y los dos eran grandes amigos», afirma un testigo a “The Times”.

Arcuri puso en marcha dos pequeñas empresas a través de las que organizaba el congreso de Innotech, un evento destinado a establecer contactos entre las nuevas empresas tecnológicas y el mundo de la política. Johnson reforzó la relevancia de estos encuentros con su presencia.