Clinton reconoció que Qatar y Arabia Saudí apoyan al EI

Wikileaks ahonda en la debilidad de la demócrata con otra filtración de su equipo de campaña

Clinton, durante un mitin en Ohio
Clinton, durante un mitin en Ohio

Wikileaks ahonda en la debilidad de la demócrata con otra filtración de su equipo de campaña

Si no fuera por el escándalo en el Partido Republicano de estos días, la candidata Hillary Clinton tendría que haber dado más de una explicación por la publicación de Wikileaks sobre sus correos electrónicos. Esta plataforma de filtraciones publicó el lunes nuevos e-mails del equipo de campaña de Clinton en los que se denuncia que la ex secretaria de Estado benefició a organizaciones que daban dinero a la Fundación Clinton. En otro correo aparece Doug Band, ayudante de la candidata demócrata, refiriéndose a Chelsea Clinton, su hija, como una «niña mimada». Otro de los mensajes comprometedores es el de un bloguero de nombre Brent Budowsky, quien sugería al equipo de la ex primera dama que su marido limitara su participación en la campaña, pues su «vida sexual» podría «ser perjudicial» para la candidata.

Clinton también afirmó, según estas filtraciones, que Arabia Saudí y Qatar «dan apoyo financiero y logístico de forma clandestina» al Estado Islámico. Siria ha acusado en numerosas ocasiones a Arabia Saudí y Qatar, entre otros, de respaldar con armas, dinero y apoyo diplomático al grupo yihadista, que controla parte del país y de Irak. Clinton señala, además, que «el factor más importante es hacer uso de los recursos de Inteligencia y las tropas de operaciones especiales de una forma agresiva, evitando una solución a la ‘vieja escuela’». Éste es el segundo «hackeo» en cuatro días al correo de John Podesta, actual jefe de campaña de Clinton, de quien Wikileaks afirma tener 50.000 correos electrónicos.