Detenido un joven afroamericano por disparar a los dos polícias en Ferguson

Una manifestante protesta en Ferguson
Una manifestante protesta en Ferguson

El joven detenido dice que había tenido una disputa con personas que no tenían nada que ver con las protestas. Reconoce haber disparado a los dos agentes de Policía de Ferguson, epicentro del debate en EE UU sobre el abuso policial. Pero no era a ellos a los que apuntaba, sino a las personas con las que había discutido. Jeffrey Williams, un afroamericano de 20 años, fue acusado de asalto en primer grado por el tiroteo de los dos oficiales de Policía el jueves, según informó ayer el fiscal del condado, Robert McCulloch.

Williams reconoció haber realizado los disparos desde un coche. El arma utilizada fue un revólver del calibre 40 que recuperaron las autoridades. «Es posible que estuviese disparando a alguien más que a los policías, pero les dio a los dos oficiales», concedió McCulloch a Williams, que se encuentra bajo custodia. Con todo, el fiscal indicó que la investigación sigue abierta y puede haber más arrestos. Según la información facilitada por McCulloch, Williams «se ha manifestado [contra la Policía]. Estuvo ahí fuera durante toda la noche en las protestas como parte de ellas. Ha estado ahí en otras ocasiones. Ha formado parte de otras manifestaciones». El detenido se halla en libertad condicional tras haber recibido artículos robados.

Sin embargo, estas declaraciones fueron cuestionadas en las redes sociales como Twitter. DeRay McKesson, que ha documentado las protestas desde el verano pasado, escribió en su cuenta que «no puedo acordarme de haber visto al sospechoso en ninguna de las protestas, incluida la noche en cuestión».