El «caso Nisman» vuelve a golpear a Kirchner

La Justicia argentina estudia reabrir la investigación que realizaba el fiscal cuando fue asesinado

Manifestación en apoyo a Nisman

La Justicia argentina estudia reabrir la investigación que realizaba el fiscal cuando fue asesinado

De nuevo, Cristina Kirchner está contra las cuerdas. La Cámara de Casación Penal de Argentina, máximo tribunal penal del país, celebró ayer la audiencia en la que se debía decidir si se reabre o no la denuncia que presentó el fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta por presunto encubrimiento de terroristas. Aunque algunos magistrados querían llegar a un resultado ayer mismo, otros preferían postergar la decisión hasta después de las vacaciones de Navidad. Según la legislación argentina, tienen 20 días hábiles para pronunciarse.

Se trata de la acusación que formuló el procurador el 14 de enero de 2015, cuatro días antes de ser hallado muerto en su casa con un disparo en la cabeza en circunstancias aún por esclarecerse, contra Fernández y otros ex dirigentes por encubrir a los autores del ataque contra una mutua judía que dejó 85 muertos en Buenos Aires en 1994. La mayoría de medios y analistas apuntaron a los servicios secretos argentinos –la antigua SIDE, que posteriormente fue disuelta–, como venganza hacia Kirchner para dañar su imagen tras haber apartado a algunos de sus directores.

En su escrito, el fiscal sostenía que un acuerdo suscrito entre Argentina e Irán en 2013, y que el Gobierno aseguraba que serviría para avanzar en el esclarecimiento del ataque, buscaba en realidad eliminar las líneas rojas que la Interpol mantenía sobre los sospechosos iraníes, a cambio de impulsar la transacción comercial. Tal memorándum –conocido como MEMO– nunca fue ratificado por Irán y, en Argentina, después de ser aprobado por el Parlamento, fue declarado inconstitucional por la Justicia.Ésos fueron los argumentos del juez federal Daniel Rafecas para desestimar la denuncia poco después de la muerte del fiscal, motivos que ratificaron dos instancias superiores más tarde, ante un segundo intento de la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas), y el fiscal Germán Moldes de reimpulsar esta denuncia. No obstante, la DAIA y Moldes recurrieron la decisión ante Casación Penal, que optó por convocar la audiencia de ayer para debatir si el contenido de las acusaciones de Nisman tiene la contundencia suficiente como para abrir una investigación penal contra Fernández y, entre otros, el ex ministro Héctor Timerman. Tras la muerte del fiscal Nisman la ex jefa de Estado inició una campaña de propaganda para destruir la imagen pública del fiscal federal y lanzó una operación contra la Justicia para evitar que la acusación de Nisman fuese investigada por el Poder Judicial. Kirchner hizo una política ambigua respecto del atentado terrorista en la AMIA que ahora puede ir en su contra.

Fue crítica de Irán durante años y después se plegó a una estrategia de apoyo internacional empujada por Venezuela, Cuba, Siria y Rusia. En la actualidad la presidenta enfrenta varias causas abiertas por corrupción en su contra.