El chavismo vincula a Guaidó con narcos a partir de dos fotos

El presidente interino responde que muchas personas le pidieron un retrato y que no sabía quiénes eran

Juan Guaidó con «Brother», jefe de Los Rastrojos, cuando salió de Venezuela a Colombia a pie en febrero
Juan Guaidó con «Brother», jefe de Los Rastrojos, cuando salió de Venezuela a Colombia a pie en febrero

En Venezuela el tema más debatido de las últimas horas ha sido el «paracogate»: la divulgación de unas fotografías tomadas en febrero pasado en las cuales Juan Guaidó posa para la cámara junto a alias «El Brother» (Albeiro Lobo Quintero) y alias «El Menor» (John Jairo Durán), líderes de un grupo criminal llamado Los Rastrojos dedicado al narcotráfico, como confirmó la policía de Cúcuta.

Las imágenes fueron divulgadas por la ONG Fundación Progresar, cuyo director afirmó que corresponden al 22 de febrero pasado, cuando el jefe del parlamento venezolano cruzó a Colombia, en tiempos en que la frontera entre ambas naciones estaba cerrada por Nicolás Maduro.

El fiscal general Tareck explicó que ambos criminales «se encuentran detenidos tras entregarse a las autoridades colombianas en junio, en medio de una guerra interna de la banda». El presidente Nicolás Maduro consideró «demostrados» los vínculos de «la derecha» con el narcotráfico. «Ahí están las fotos, nadie puede negarlo».

La mañana del viernes Guaidó explicó a Blu Radio de Colombia que celebraba «que los hombres de las fotos estén presos (desde junio), si es que son de grupos irregulares. Es positivo que la justicia colombiana haya dado con ellos». Aseguró que al cruzar la frontera lo recibieron «ciudadanos de la frontera, y luego parte del equipo que me estaba esperando en suelo colombiano, que fue mi resguardo».

Sobre las fotografías dijo que «era difícil saber quién me pedía fotos. Difícil discriminar quién pide una foto», argumentó al decir que ese día se retrató más de cien veces con distintas personas. Negó que haya tenido ayuda de estos grupos criminales.

Pero esa es la versión que el chavismo ha validado. El ministro de Interiores y Justicia de Maduro, Néstor Reverol, mostró las fotografías ya conocidas y agregó una más donde se observa a Guaidó supuestamente con Argenis Vaca, alias «Vaquita», también perteneciente a ese grupo paramilitar. La vestimenta de Guaidó en las fotografías coincide con los vídeos de su llegada a territorio colombiano. Esas son las pruebas que mostró Reverol para sustentar la vinculación

Según el ministro, la salida de Guaidó del país en febrero fue una «operación de extracción» en la que participaron Los Rastrojos, quienes lo trasladaron por el sector La Palmita (estado Táchira) hasta Puerto Santander en territorio colombiano. «Todas estas comunidades fueron sometidas a toque de queda para evitar que Guaidó fuese visto y como parte de una condición del traslado», denunció.

Juan Felipe Corzo, concejal de Cúcuta, formó parte de la delegación que recibió al opositor en la frontera colombiana y ha aclarado que «pasó sin ayuda de nadie». Insistió en que no se le puede pedir antecedentes a todo aquel que quiera tomarse una foto. La misma postura tuvo el embajador venezolano en Colombia, nombrado por el parlamento opositor.

Reverol anunció que las «evidencias» serían consignadas a la Fiscalía para que sean investigadas. Algo que se concretó apenas minutos después, cuando el fiscal general Tarek William Saab declaró a la prensa que su despacho inició un proceso penal contra Guaidó.

Se trata de la quinta investigación de ese tipo que enfrenta el dirigente opositor, que incluye una por autoproclamarse «presidente encargado», por irregularidades financieras, desvío de fondos destinados a ayuda humanitaria y una supuesta negociación secreta para entregar el territorio del Esequibo a Guyana a cambio de apoyo político de Reino Unido. Ninguna ha avanzado.