El Ejército de Sudán del Sur pierde el control de la ciudad de Bor por los enfrentamientos entre soldados rivales

El Ejército sursudanés ha reconocido este miércoles que ha perdido el control de la ciudad de Bor, en el estado de Jonglei, después de enfrentamientos entre soldados afines al presidente, Salva Kiir, y partidarios del exvicepresidente Riek Machar, que ha sido acusado de orquestar un intento de golpe de Estado fallido.

"No tenemos el control de la ciudad de Bor", ha afirmado el portavoz de las Fuerzas Armadas de Sudán del Sur (SPLA), Philip Arguer, en declaraciones a Reuters, aunque no ha ofrecido más detalles al respecto.

La violencia comenzó el domingo en Yuba, la capital, con el enfrentamiento de soldados rivales que han sido denunciados por el presidente sursudanés como un intento de golpe de Estado que finalmente fue desarticulado por las autoridades.

Sin embargo, los combates --que han provocado la muerte de 500 personas según Naciones Unidas-- se han extendido más allá de la capital y han alcanzado Bor, situado al norte de Yuba. La localidad fue escenario de una masacre étnica en 1991, por lo que han aumentado los temores de que la situación desemboque en una guerra civil.