El Ejército no es la solución

Los refugiados ya están en suelo europeo y se necesita una solución urgente para resolver esta problemática

La Razón
La RazónLa Razón

–¿Servirá esta minicumbre para acelerar la reubicación de los miles de refugiados que ya están en Europa?

–Hay un dicho que afirma que la necesidad es la madre de la invención. Está todavía por ver la capacidad de inventiva de los líderes de la UE. En algunos sentidos, la cuestión no es si están dispuestos a acoger refugiados, sino cómo lo van a hacer. Los exiliados ya están en territorio europeo y se necesita una solución rápida. La llamada de Alemania a una celeridad en el proceso de reubicación sí está teniendo efecto, al igual que el contar con la cooperación de Turquía, así como con otros Estados, para desarrollar medidas que frenen el flujo masivo.

–¿La decisión de Eslovenia de sumarse a la iniciativa húngara de enviar al Ejército a las fronteras dificultará las medidas acordadas en la UE?

–Eslovenia tiene derecho a controlar el acceso a su territorio al tiempo que está obligado a ofrecer protección a las personas que buscan asilo. Los controles de este tipo a través de los militares no suponen una solución al problema de fondo, ya que no se ocupan de la razón por la cual la gente abandona su país de origen.

*Director del departamento político de Migration Research Group