El Gobierno busca a 116 españoles desaparecidos en Nepal

Imagen de Facebook del grupo de montaña Ensidesa de Avilés entre los que se encuentran dos de los desaparecidos en Nepal: Sabino Fernández y Jesús Mosteirin (señalados por un círculo)
Imagen de Facebook del grupo de montaña Ensidesa de Avilés entre los que se encuentran dos de los desaparecidos en Nepal: Sabino Fernández y Jesús Mosteirin (señalados por un círculo)

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, permanecerá en Nueva Delhi hasta que estén resueltas las tareas de evacuación de los españoles que se encontraban en Nepal cuando el terremoto de 7,8 grados asoló el país el pasado sábado.

La visita oficial a India del ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha resultado ser providencial para los cientos de españoles a los que el terremoto de Nepal ha sorprendido en estas lejanas tierras. Durante todo el día de ayer, las cifras de españoles localizados y aún en paradero desconocido fueron cambiando. El último recuento facilitado por fuentes diplomáticas aquí en la capital india habla de 449 españoles actualmente en Nepal, 333 ya han sido localizados por los diplomáticos y empleados de la embajada de España en Nueva Delhi, de 116 aún se desconoce el paradero. Sólo en Katmandú hay actualmente 121 españoles, 40 de ellos en las oficinas de la empresa Construcciones San José, que se ha volcado en la atención de afectados por el seísmo del sábado. 50 más han dormido en el aeropuerto a la espera de que llegue el Airbus 310 de la Fuerza Aérea Española, el mismo que trajo a García Margallo desde Madrid para su visita oficial a la India. Está previsto que el avión realice dos viajes hoy desde Nueva Delhi a Katmandú para traer a la capital india a todos aquellos que lo deseen. El principal problema es que el aeropuerto de Katmandú se encuentra colapsado y el avión español no ha recibido aún permiso para realizar el vuelo.

García-Margallo ha comentado a los periodistas que su objetivo es permanecer en Nueva Delhi hasta que los españoles que quieran abandonar el país del Himalaya así lo hayan hecho. Sin embargo, en el caso de que deba volver a Madrid -donde el miércoles y el jueves estará de visita el presidente egipcio, Abdelfatah Al Sisi- lo hará en un vuelo comercial, explicó.

En ese caso, el Airbus 310 de la Fuerza Aérea Española en el que el ministro llegó ayer a Nueva Delhi se quedaría en el país asiático para seguir con las tareas de evacuación de los españoles.

En Nueva Delhi permanecería también parte de la delegación de Exteriores para ayudar al personal de la Embajada española que desde el primer momento del terremoto trabaja en este asunto.

«Les digo a los familiares que todos sus seres queridos volverán a España», declaró Margallo. Está previsto que en los dos viajes entre Nueva Delhi y Katmandú que realizará hoy el Airbus del Gobierno se traslade a más de 120 personas. Los empresarios y la delegación española que acompañan al ministro tendrán que buscar plaza en vuelos regulares para que 40 compatriotas afectados por el terremoto puedan volver a Madrid con el ministro, que prevé hacer escala en Katmandú en el viaje de vuelta a la capital española.

Gustavo de Arístegui, embajador de España en India, ha transformado la legación española en Nueva Delhi en un centro de coordinación donde todos los diplomáticos y empleados –sin excepción y durante toda la noche– han trabajando para localizar a los turistas y residentes españoles en Nepal a los que ha sorprendido el terremoto. García-Margallo supervisa desde que aterrizó en la capital india todos los trabajos, que se están viendo impedidos por el caótico estado de las comunicaciones en la región afectada por el seísmo.

Un montañero herido

Por el momento, sólo se tiene constancia de un español herido. Se trata de un montañero que tiene las manos congeladas. Se habla asimismo de un grupo de cuatro montañeros asturianos que se encontraban en las inmediaciones del monte Everest y a los que aún no ha sido posible localizar. El personal diplomático español residente en Nueva Delhi ni confirma ni desmiente esta información.

Una pareja de asturianos, de la que se desconocía que se encontrara en Nepal en el momento del terremoto del pasado fin de semana, ha contactado con sus familias para informar de que se encuentran bien y de que están bajando del campamento base del Everest.

Se trata de Begoña Galguera y Alfredo Fernández, han informado a Efe fuentes del Gobierno del Principado, que han recordado que aún quedan por localizar otros cuatro montañeros asturianos de los que sí hay constancia de que se encontraban en la zona, pero con los que no se ha podido contactar debido a los problemas de comunicaciones existentes.

Los cuatro montañeros que las autoridades españolas y nepalíes intentan localizar o contactar son Jesús Mosteirín, Sabino Fernández, Ergidio García y Ángel Fernández, pertenecientes al grupo de montaña avilesino Ensidesa.

Otros seis montañeros asturianos que se encontraban en el Nepal, entre ellos Jorge Egocheaga, han confirmado a lo largo del fin de semana que se encuentran en buen estado.

Por su parte, el asturiano Ricardo Fernández, que estaba en el campo base del Everest cuando se produjo un terremoto en Nepal de 7,9 grados en la escala de Richter, ha decido desplazarse por su cuenta a Lukla, distancia que andando se puede tardar seis días en recorrer.

En situación similar se encuentran el comercial ovetense Ángel Fernández y su pareja, la médico valenciana Pepa Cucarella, que trabaja como residente en el Hospital Universitario Central de Asturias, que habían viajado a Nepal para permanecer tres o cuatro semanas realizando varías rutas de senderismo.

Fernández pudo contactar ya ayer por la mañana con su familia, a la que relató que estaban bien y que habían escuchado el terremoto a lo lejos, pero que sólo fueron conscientes de lo ocurrido al regresar al refugio de Lobuche donde pernoctaban.

Según ha señalado a Efe un familiar de Fernández, esta mañana pudo hablar por teléfono con su madre, a la que ha informado de que hoy intentarán llegar a Nanche Bazar para desplazarse después a Lukla, una localidad que dispone de aeropuerto que cuenta con enlaces aéreos a Katmandú, de la que dista unos 140 kilómetros.

Una vez que lleguen Lukla la pareja decidirá si es mejor permanecer en esta localidad o intentar llegar a Katmandú, desde donde el Ministerio de Asuntos Exteriores prevé evacuar a los ciudadanos españoles que se encontraban en Nepal cuando se produjo el terremoto.

La cónsul de la embajada española en India, el consejero de Interior y un policía experto en rescates que forma parte del personal de la legación española se desplazaron a las seis de la tarde de ayer a Katmandú para gestionar desde el terreno las labores de localización y repatriación de españoles afectados por el terremoto. Además, España ha puesto a disposición de las autoridades europeas que coordinan todos los esfuerzos en Nepal un avión Hércules, un equipo asistencia de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y otro de la Comunidad de Madrid. Asimismo, Exteriores ha activado sus protocolos de emergencia para financiar a las dos ONG que trabajan en la zona: Intermón Oxfam y Cruz Roja. Ambice Shresta, la cónsul extraordinaria de España en Nepal (nuestro país no tiene embajada en este país del Himalaya) ha puesto a disposición de las autoridades el hotel que regenta en Karmandú para atender a heridos de la tragedia.

Otro avión español

El Gobierno español ha fletado un nuevo avión que saldrá lo antes posible de Madrid para trasladar a España a los ciudadanos que se encontraban en Nepal en el momento del terremoto que asoló el sábado el país del Himalaya.

El avión, fletado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), tiene una capacidad para 200 personas y volará a Nueva Delhi (India) o Katmandú (Nepal) dependiendo si los españoles se encuentran ya en un país o en otro.

"Si puede aterrizar y despegar desde Katmandú se haría desde allí y si no desde Nueva Delhi. Pero la urgencia es sacar de Katmandú a los españoles, donde podría haber carencias de elementos básicos, agua, alimentación..."subrayó el ministro en declaraciones a los periodistas que le acompañan en este viaje a la India.

La decisión de fletar este nuevo avión fue tomada en una reunión en Madrid en la que participaron casi todos los servicios exteriores y consulares, junto a la Oficina de Información Diplomática (OID) y la AECID, junto a responsables de los ministerios de Interior y Defensa, informó el jefe de la diplomacia española.

Este nuevo avión se suma al otro también fletado por la AECID que volará hoy lunes con unas 30 toneladas de ayuda de emergencia para las víctimas del terremoto, que ha causado ya la muerte a más de 3.700 personas y millares de heridos.

El aparato, un Airbus de carga, saldrá también del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas con material aportado por el Gobierno y las ONG Oxfam Intermón y Cruz Roja.

El nuevo avión, este sí de pasajeros, podría tener hasta 200 plazas para traer a los españoles a Madrid