El Gobierno israelí aprueba una ley que permite detener a los inmigrantes durante un año

El Consejo de Ministros israelí ha aprobado este domingo una ley que permite a las fuerzas de seguridad mantener detenidos a los inmigrantes ilegales durante un año sin necesidad de procesamiento judicial alguno. Doce de los miembros del Gabinete han apoyado la iniciativa y sólo la ministra de Justicia, Tzipi Livni (centro), y el ministro de Protección Ambiental, Amir Peretz (izquierda), se han abstenido.

Con esta iniciativa, el Gobierno responde a la decisión del Tribunal Supremo israelí que acabó en septiembre con la capacidad del Estado de retener legalmente a los inmigrantes por hasta tres años sin ningún control judicial. Ahora la norma deberá ser ratificada la próxima semana en la Knesset o Parlamento israelí.

Durante el debate de la ley, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha recordado que en los últimos tres meses, desde que se instaló una valla fronteriza en el sur, ni un solo "infiltrado"ha logrado cruzar la frontera.

El ministro del Interior, Gideon Saar, ha argumentado que el país necesita de "nuevas herramientas"para afrontar el fenómeno de la inmigración ilegal y ha recordado que por ejemplo Australia tiene también una política muy estricta al respecto. "Lo que es correcto para Australia, que está rodeada del océano, es ciertamente también correcto para Israel, que tiene una frontera terrestre con Africa", ha recordado.