El particular homenaje a las dos víctimas australianas del Germanwings

Un grupo de australianos ha viajado hasta Le Vernet (Francia) para despedirse de dos de las víctimas del avión siniestrado de Germanwings: una madre y un hijo que se encontraban viajando por Europa, celebrando el 68 cumpleaños de ella.

Lo peculiar de la historia ha sido la manera en la que este grupo ha querido homenajear a sus seres queridos: con humor y brindando. Se puede ver cómo algunas de las chicas se disfrazan con pelucas y sombreros.

Un homenaje sorprendente para todo el mundo, excepto quizás para ellos. No sabemos el por qué de este adiós, ni qué hay detrás. Ayer les vimos también junto al monolito, en una despedida más tradicional, tan dura y tan seria como todas. Pero entonces acompañaban a otros 25 familiares. Esta vez, y ellos solos, lo han hecho a su manera.