Alemania elige un presidente contra los populismos

La Asamblea Federal designa por mayoría absoluta al político socialdemócrata Steinmeier

El exministro de Asuntos Exteriores, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, nuevo presidente alemán
El exministro de Asuntos Exteriores, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, nuevo presidente alemán

El socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, ex ministro de Asuntos Exteriores y candidato de la Gran Coalición, fue elegido ayer por mayoría absoluta nuevo presidente de Alemania

El socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, ex ministro de Asuntos Exteriores y candidato de la Gran Coalición, fue elegido ayer por mayoría absoluta nuevo presidente de Alemania. «Un presidente para tiempos difíciles», tituló tras la elección el periódico «Die Zeit». Su función claramente honorífica en un país donde el poder está en manos del canciller y el Parlamento adquiere, sin embargo, una sobredimensión en un momento de incertidumbres y riesgos dentro y fuera de Alemania. De hecho, en su primer discurso, el recién nombrado presidente no hizo ninguna referencia directa a la situación en Estados Unidos, pero sí lanzó un llamamiento para «defender» la «democracia y la libertad».

Steinmeier es el rostro de la diplomacia alemana y para muchos, el único capaz de encarnar la paz y la estabilidad entre los diferentes sectores de la sociedad. De hecho, no sólo fue respaldado en primera votación por 931 de los 1.253 delegados presentes en la Asamblea Federal, sino que se sitúa a la cabeza de los políticos más admirados de Alemania. «No vivimos en una isla, somos parte de un mundo que entraña riesgos y nosotros también nos vemos afectados por esos riesgos, pero seamos valientes y no temamos el futuro», agregó.

Considerado un gran defensor de los valores democráticos, ha sido definido por la Prensa como una figura anti Trump, dada su alergia a los populismos, e incluso durante la campaña en EE UU calificó al republicano de «predicador de odio». Con su llegada a la presidencia, el país se pone en manos de un político experimentado en la gestión de crisis internacionales en un momento en que en Alemania reina una gran polarización social. Incluso la canciller, Angela Merkel, aseguró que Steinmeier será un «magnífico» presidente y se mostró convencida de su capacidad para acompañar al país y buscar consensos en «tiempos difíciles».

En política interior, la elección de Steinmeier supone una nueva señal del debilitamiento de Merkel, a menos de siete meses de las elecciones legislativas. La canciller tuvo que resignarse a finales de 2016 a respaldar a su ex rival, al no haber logrado encontrar un candidato de consenso entre sus filas. Una derrota para ella, que afronta cierto descontento entre sus filas tras su decisión de abrir las fronteras a cientos de miles de refugiados en 2015. Steinmeier asumirá la presidencia del país el 18 de marzo y suspenderá su militancia en el Partido Socialdemócrata (SPD) como muestra de independencia y neutralidad siguiendo la tradición de sus antecesores en el cargo.

El político más popular

Tras quince años como mano derecha del ex canciller Gerhard Schröder, Frank-Walter Steinmeier, de 61 años, saltó a la primera línea de la escena política como ministro de Exteriores en las dos legislaturas de la Gran Coalición. Su cordialidad y diálogo le han convertido en el políitco más valorado por los alemanes.