El "soldado volador", estrella del desfile de la Fiesta Nacional en Francia

La "flyboard", plataforma voladora en la que un soldado que puede alcanzar los 190 kilómetros por hora ha sido la auténtica protagonista del desfile.

La "flyboard", plataforma voladora en la que un soldado que puede alcanzar los 190 kilómetros por hora ha sido la auténtica protagonista del desfile.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha supervisado la celebración anual del Día de la Bastilla en Francia, que este año muestra la cooperación europea en materia de defensa. Las banderas de los 10 países de la Iniciativa de Intervención Europea, un pacto militar conjunto creado el año pasado, llevaron al desfile militar del domingo por la avenida de los Campos Elíseos en París.

Aunque desfilaron más de 4,000 soldados, 69 aviones y 39 helicópteros, su mayor atracción fue el "soldado"que sobrevoló los Campos Elíseos en un "flyboard", invención del ex campeón de esquí acuático francés Franky Zapata.

Fuerzas de Alemania, el Reino Unido, Bélgica, Dinamarca, España, Estonia, Finlandia, Holanda y Portugal, las otras naciones que la respaldan, se sumaron hoy a las de Francia en una exhibición que contó en total con unos 4.300 militares, 196 vehículos, 237 caballos, 69 aviones y 39 helicópteros.

Su presencia en la capital francesa "es un buen símbolo de la Europa de la Defensa que estamos construyendo", había dicho este sábado el presidente francés, Emmanuel Macron.

Actuar juntos en materia defensiva, añadió entonces ante las Fuerzas Armadas francesas, no supone "rebajar la soberanía nacional ni renunciar a la Alianza Atlántica".

Lo que se busca es poder movilizar a países con la capacidad militar y la voluntad política de intervenir de forma coordinada y rápida en crisis de seguridad, desastres humanitarios o catástrofes naturales, con la intención no de duplicar el trabajo de la Unión Europea ni de la OTAN, sino de complementarlo.

Una coordinación que Francia cree que promueve la credibilidad militar de Europa y refuerza su autonomía estratégica, y que este domingo puso en evidencia su potencial con esas tropas de los países participantes, entre los que por parte de España desfilaron por primera vez militares de la Armada, y el Ejército de Tierra y del Aire.

En la tribuna estuvieron además mandatarios como la canciller alemana, Angela Merkel, el "número dos"del Ejecutivo británico, David Lidington, o la ministra española de Defensa, Margarita Robles.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, o el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, fueron otros de los invitados a esta conmemoración de la toma de la Bastilla en 1789, que tiene como colofón una comida en el Palacio del Elíseo, sede de la Presidencia gala.

La celebración había comenzado con el pase de revista a las tropas a bordo de un vehículo militar y a pie por parte de Macron, que fue recibido con abucheos y silbidos esporádicos por algunos ciudadanos en un momento en que todavía sigue viva en el país la protesta de los "chalecos amarillos".

"Este 14 de julio es la ocasión adecuada para mostrar que Francia trabaja con sus socios europeos", indicó este domingo en el diario "Le Parisien"la ministra francesa de Defensa, Florence Parly.

A los anfitriones, el día les ofreció igualmente la posibilidad de enseñar las últimas tecnologías disponibles para sus tropas, como drones, robots o un "flyboard", plataforma voladora en la que un soldado que puede alcanzar los 190 kilómetros por hora con una autonomía de cerca de diez minutos.

Francia ya dejó clara este sábado su voluntad de colocar su Ejército en la vanguardia de la innovación con el anuncio de la creación este próximo septiembre de un "gran comando del espacio"integrado en el Ejército del Aire.

Ese nuevo cuerpo tendrá su base en Toulouse (sur), según anunció este domingo Parly, y aspira a reforzar los intereses franceses más allá incluso de la exosfera, con un refuerzo de su conocimiento de la situación espacial y una mejor protección de sus satélites.