Israel, listo para atacar Siria si cae el régimen de Al Asad

La Razón
La RazónLa Razón

Israel está preparado para atacar Siria para evitar que armamento avanzado caiga en manos de yihadistas o de miembros del partido-milicia chií libanés Hezbolá si cae el régimen del presidente Bashar al Assad, ha afirmado este miércoles el comandante de la Fuerza Aérea, general Amir Eshel.

Según el general, los israelíes también deberían prepararse para un conflicto prolongado y doloroso si sus fuerzas entran en combate contra Hezbolá o contra su principal respaldo, Irán.

"Si Siria cae mañana, necesitaremos emprender acciones para evitar un saqueo estratégico de armamento avanzado", ha declarado en un acto del Instituto Fisher de Estudios Aéreos y Espaciales, cerca de Tel Aviv. "Tenemos que estar preparados para cualquier escenario, con pocas horas de antemano", ha defendido.

El general Eshel ha asumido que los combates podrían aumentar en los tres frentes al mismo tiempo y requerir a la Fuerza Aérea israelí emplear "todo el espectro de su potencial".

Aviones de combates israelíes han atacado Siria en al menos tres ocasiones este año para destruir lo que fuentes de Inteligencia afirman que eran misiles avanzados antiáereos y tierra-tierra que iban a ser entregados a Hezbolá. A los israelíes también les preocupa que Al Assad pueda perder el control de las cabezas químicas que tiene Siria.

Por otra parte, se ha referido al envío de armas por Rusia al régimen sirio, en concreto los misiles S-300 que, según ha dicho, están "de camino"a Siria y ha asegurado que Israel no puede permitirse ver su superioridad aérea minada, dado que prevé que llegado el caso habrá que bombardear al otro bando de forma intensiva.

"Si queremos prevalecer en unos pocos días, necesitamos usar mucho potencial de ataque y rápidamente", ha subrayado el general. "La superioridad aérea es crítica y debemos mantenerla con una nueva generación de capacidades", ha añadido.

Los israelíes se equivocarían si anticiparan una repetición de los recientes enfrentamientos con grupos armados palestinos en Gaza o la guerra del verano de 2006 contra Hezbolá en el sur de Líbano, ha advertido Eshel en declaraciones a Reuters al margen de la conferencia. "La gente está esperando un 'ko', que las cosas sean quirúrgicas y estériles, pero no lo serán. El frente doméstico será atacado, sin importar lo mucho que lo defendamos", ha prevenido, en referencia a posibles ataques con misiles en territorio israelí por parte de Siria, Hezbolá e Irán.

"Si vamos a la guerra en el norte, podemos ganar, sin ninguna duda, pero será algo completamente nuevo. Nadie debería decir, 'chicos, estamos luchando sin presión, así que acabaremos esta historia en dos meses'. Es mucho más delicado que eso", ha insistido.