Juan Carlos Varela, nuevo presidente de Panamá

El candidato del partido político opositor Pueblo Primero, Juan Carlos Varela, se ha impuesto en las elecciones presidenciales celebradas en Panamá con un 39,19 por ciento de las papeletas, según ha informado el Tribunal Electoral (TE), que ha indicado que con un 61,84 por ciento del escrutinio finalizado los resultados son irreversibles.

El organismo ha indicado a través de su cuenta oficial en la red social Twitter que el presidente del TE, Erasmo Pinilla, ha anunciado la victoria de Varela en las elecciones.

Varela, que en la actualidad ocupa la Vicepresidencia, se convierte así en el sucesor de Ricardo Martinelli en el Palacio de Las Garzas tras imponerse a José Domingo Arias y Juan Carlos Navarro, que han conseguido el 32,04 y el 27,47 por ciento de los votos, respectivamente.

"Hoy ganó Panamá", ha dicho el presidente electo en sus primeras palabras tras el anuncio del TE, según informó panameño 'Panamá America'. Asimismo, ha agradecido a la población el apoyo que le ha dado y ha felicitado al organismo electoral por su trabajo.

Tres candidatos, ningún favorito

Dicen que Panamá tiene complejo de "dragón asiático", un país que hace cinco años vendió su alma al progreso y abrazó el capitalismo más salvaje. Eso afirman los detractores del sistema mientras que los oficialistas, aseguran que se puede crecer a ritmo vertiginoso y acortar las diferencias sociales.

Con ese dilema dos millones y medio de panameños acudieron ayer a votar. Además de presidente también eligieron 71 diputados y alcaldes, a todo o nada, porque no hay segunda vuelta.

La realidad es que aunque los candidatos opositores prometen aminorar la marcha y acordarse de los más pobres, ninguno tiene un programa social desarrollado que pueda catalogarse de izquierdas. En el horizonte de Panamá se vislumbra continuismo.

José Domingo Arias, el delfín del presidente panameño Ricardo Martinelli, promete ser la "continuidad mejorada"y combatir "la corrupción a toda costa". Tengo una plena y completa confianza plena en el Tribunal Electoral", dijo Arias tras depositar su voto.

La oposición y sus detractores le critican su dependencia del mandatario, quien, de hecho, logró imponer a su esposa Marta Linares, sin trayectoria política, como candidata a la vicepresidencia. Hay que tener en cuenta que Martinelli deja el país con un 67% de popularidad.

Por su parte Navarro, es un empresario ambientalista que propone medidas para favorecer a los sectores más desprotegidos. El tercero en discordia, Juan Carlos Varela, es el actual vicepresidente pero rompió relaciones con Martinelli. El eje de su plataforma giró en torno a la promesa de que el crecimiento económico llegue a los más desfavorecidos.