La comunidad internacional lamenta el fracaso de la cumbre de Hanoi entre Trump y Kim

Los países reaccionan al colapso de las negociaciones entre EE UU y Corea del Norte en Vietnam, pero al menos destacan que las conversaciones no se han suspendido totalmente

Camisetas del presidente de EE UU, Donald Trump y Kim Jong Un en una de las tiendas de una zona turísitica de Hanói/ Foto: AP
Camisetas del presidente de EE UU, Donald Trump y Kim Jong Un en una de las tiendas de una zona turísitica de Hanói/ Foto: AP

Los países reaccionan al colapso de las negociaciones entre EE UU y Corea del Norte en Vietnam, pero al menos destacan que las conversaciones no se han suspendido totalmente

Momentos después de que se anunciara el fracaso de las negociaciones entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el dictador norcoreano, Kim Jong Un, la comunidad internacional lamentó el fin de la cumbre en Hanói y el no llegar a un acuerdo. Las reacciones al colapso de las negociaciones en Vietnam, no se hicieron esperar.

Los más afectados por todo lo que acontecía en Vietnam, son sin duda, los habitantes de Corea del Sur. Los surcoreanos llevan décadas siendo amenazados por la capacidad nuclear de sus vecinos del norte, por lo que la desnuclearización total de Corea del Norte es la noticia que en Seúl más esperaba oír.

COREA DEL SUR

Seúl lamentó que no se haya alcanzado un acuerdo en la cumbre entre el líder norcoreano y Trump. Aun así, en un comunicado desde la Casa Azul recogido por Reuters, se indicó que “se había hecho más progresos que nunca y que la voluntad de Trump a continuar con el diálogo hace que aumenten las posibilidades para otra reunión”. Se espera que el presidente surcoreano, Moon Jae In, quien se ha reunido con Kim ya tres veces en el último año y es uno de los máximos defensores del diálogo con Pyongyang hará declaraciones a los medios sobre lo sucedido en breve.

La cumbre en Vietnam era la continuación de la primera reunión que mantuvieron el 12 de junio del año pasado en Singapur, pero la reunión acabó sin declaración final y horas antes de lo programado. “Lamentamos que el presidente Trump y el presidente Kim Jong Un no hayan podido llegar a un acuerdo completo en la cumbre de hoy”, afirmó el portavoz del Gobierno surcoreano Kim Eui Kyeom, en declaraciones recogidas por Efe.

Sin embargo, los medios surcoreanos reaccionaron con más alarma al colapso de la cumbre nuclear entre Trump y Kim. La agencia de noticias local, Yonhap, indicó que “el reloj sobre la situación de seguridad en la Península coreana ha vuelto a cero”. El empuje diplomático a resolver el callejón sin salida nuclear con el Norte está ahora en una encrucijada”.

El diario “Financial News” se preguntaba si Washington y Pyongyang lucharán por mantener el momentum del diálogo vivo y anticiparon que las negociaciones nucleares se convertirán en una larga batalla.

RUSIA

Como era de esperar, el Kremlin también dio su opinión sobre la fracasada cumbre de Vietnam. Moscú anunció que las conversaciones fallaron porque las partes dejaron claro que no estaban dispuestas al compromiso ni a hacer concesiones.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, señaló a los periodistas que Rusia está animada por el hecho de que las negociaciones no se rompieron completamente. Pero Peskov sí lamentó la falta de “pequeños pasos” y la flexibilidad que podría haber ayudado a lograr algo de progreso. El portavoz del Kremlin manifestó que el programa nuclear es un asunto complicado que es “imposible de resolver de una vez”.

“Entendemos de momento que las negociaciones no se han suspendido y eso, por supuesto, es positivo”, dijo Peskov. A la vez, admitió que “al parecer no se pudieron alcanzar acuerdos sustanciales”. En todo caso, subrayó que se trata de “información preliminar” y que el Kremlin espera “precisiones” para comprender las razones de la falta de resultados en la cumbre.

CHINA

Pekín, prácticamente el único aliado político y comercial de Corea del Norte en el panorama internacional, señaló que EE UU y Corea del Norte deberían “encontrarse a mitad de camino”.

El portavoz del ministro de Exteriores chino manifestó que “la situación en la Península coreana experimentó un cambio de rumbo significativo durante el último año y tendrá una victoria con esfuerzo que merecerá ser celebrada”.

Lu añadió que EE UU y Corea del Norte han retornado al camino correcto, a la vía política, que es “la única manera de salir”. Cabe recordar que durante la conferencia de prensa tras la finalización de la cumbre, Trump llamó al presidente chino Xi Jinping “un altamente respetado líder en todo el mundo que ha sido muy útil con Corea del Norte”.

ESPAÑA

Desde España, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, consideró “muy mala noticia” el fracaso de la cumbre entre Washington y Pyongyang y ha reconocido que tenía unas expectativas mayores.

“Creíamos que este viaje se justificaba porque iba a haber un avance, incluso que la Administración estadounidense había ido con una buena voluntad de rebajar sus exigencias, pero el señor Trump ha demostrado una vez más imprevisibilidad”, ha aseverado en una entrevista en ‘Los Desayunos de TVE’, recogida por Europa Press.

Y es que en Hanói Trump justificó la decisión de terminar anticipadamente la cumbre con Kim porque se llegó a la conclusión de que “no había nada bueno que firmar” y el líder norcoreano demandaba el levantamiento de todas las sanciones, algo en lo que Estados Unidos no podía ceder.

ALEMANIA

Por su parte, el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, lamentó también que la cumbre entre Trump y Kim terminase abruptamente y sin acuerdo alguno. El encuentro “no salió bien, lo que lamentamos mucho”, apuntó Maas, en una primera reacción a la televisión pública ZDF desde Mali, donde realiza una visita de trabajo, tras conocerse el final de la cumbre mantenida en Vietnam.

“Si se hubiera conseguido convencer a Corea del Norte de que pusiera fin a su programa nuclear y destruyera su arsenal atómico el mundo sería bastante más seguro”, prosiguió el ministro alemán en declaraciones recogidas por Efe.

Maas recordó ahí que la cumbre se abrió ya rodeada de cierto “escepticismo”, por la falta de progresos visibles desde la anterior reunión entre Trump y Kim mantenida en Singapur, en junio del año pasado.

El presidente estadounidense explicó desde Hanoi que se retiró de su segunda cumbre con el líder norcoreano porque éste le pidió “levantar las sanciones de forma íntegra”.

Trump abandonó Vietnam tras explicar ante los medios las razones de la retirada, donde dijo que puede que ambos no vuelvan a entrevistarse “en mucho tiempo”.