La derecha gana las elecciones en Honduras

La mujer de Zelaya no reconoce los resultados y abre una crisis política

Juan Orlando Hernández, candidato del oficialismo, será el nuevo presidente hondureño.
Juan Orlando Hernández, candidato del oficialismo, será el nuevo presidente hondureño.

El candidato oficialista de Honduras, Juan Orlando Hernández, del conservador Partido Nacional, está en cabeza en las presidenciales que celebró el país centroamericano el domingo, según datos oficiales y parciales. Con el 58% de los votos escrutados, Hernández obtuvo el 34,19% de los sufragios, mientras que Xiomara Castro, mujer del ex presidente Manuel Zelaya, sumaba el 28,83% y Mauricio Villeda, del Partido Liberal, el 20,94%. Aunque el Tribunal Supremo Electoral (TSE) insistió en que había que esperar al 100% del escrutinio, eso no evitó que desde primera hora tanto Hernández como Castro se autoproclamaran vencedores de las elecciones. La primera en hacerlo fue la esposa del derrocado Zelaya en declaraciones a periodistas y en su Twitter, aludiendo a los sondeos a pie de urna. «Con los resultados que he recibido, puedo decirles: soy la presidenta de Honduras», escribió en Twitter, una frase que también pronunció ante la Prensa. Ayer en rueda de prensa, junto a su marido, denunció irregularidades y pidió un recuento.

Hernández también se autoproclamó vencedor en Twitter, donde publicó fotos rezando y celebrando. «Voy a gobernar para todos los hondureños, aun para aquellos que no me dieron el voto», afirmó el candidato de derechas, quien prometió que convertirá a Honduras en «el granero de Centroamérica» y que aumentará las subvenciones a las «familias más pobres». «Mañana mismo empezamos a trabajar para atender a la gente más humilde y pobre como se merece», afirmó. El conservador recibió ayer llamadas de varios presidentes iberoamericanos felicitándolo e incluso de EE UU y España, como claro respaldo a su candidatura. A quien sí se atrevió a proclamar vencedores el TSE fue a los votantes hondureños que, con una participación estimada del 61%, firmaron un récord para el país. La sociedad hondureña se encuentra polarizada en medio de una fragilidad institucional heredada del golpe militar de junio de 2009 a Zelaya, después de que su Gobierno liberal girara a la izquierda y coqueteara con Chávez. El nuevo presidente asumirá un país, el segundo más pobre de América después de Haití, con un 71% de sus 8,5 millones de habitantes en la pobreza y una economía calamitosa, con un déficit fiscal del 6% y una deuda externa de 5.500 millones de dólares. La pobreza quedó en segundo plano durante la campaña en el país más violento del mundo.

Juan Hernández

Partido Nacional

Juan Orlando Hernández, candidato del oficialismo, será el nuevo presidente hondureño.

Xiomara Castro

Libertad y Refundación

Xiomara Castro, esposa del derrocado Manuel Zelaya, se autoproclamó, no obstante, vencedora.