La esposa de Leopoldo López denuncia ante la Fiscalía al ministro de Interior y a Cabello

Lilian Tintori, esposa del opositor preso venezolano Leopoldo López, ofrece declaraciones el jueves pasado en Caracas
Lilian Tintori, esposa del opositor preso venezolano Leopoldo López, ofrece declaraciones el jueves pasado en Caracas

Lilian Tintori, esposa del político preso venezolano Leopoldo López, denunció hoy ante la Fiscalía al ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, y al diputado chavista Diosdado Cabello, por las acusaciones contra su jefe de escoltas, Walter Méndez, y contra ella misma.

Lilian Tintori, esposa del político preso venezolano Leopoldo López, denunció hoy ante la Fiscalía al ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, y al diputado chavista Diosdado Cabello, por las acusaciones contra su jefe de escoltas, Walter Méndez, y contra ella misma.

"Estamos en el Ministerio Público (MP) dando la cara sobre las declaraciones falsas del ministro Reverol. Mi familia y yo tenemos medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y medidas de protección y seguridad por el Ministerio Público", dijo Tintori, según una nota de prensa.

"Walter Méndez cumple con la seguridad de mi casa, de mí y mis hijos porque cumple con estas medidas de protección. Walter Méndez no está involucrado con actos de terrorismo ni con el caso que quieren montar en contra del diputado Gilber Caro, no está involucrado con armas ni bombas, esas acusaciones del ministro y de Diosdado Cabello son falsas", continuó, informa Efe

Antes incluso de sentarse a la mesa, los diálogos estaban condenados al fracaso. Tan solo la mediación del Vaticano consiguió alargar la agonía. Pero la Iglesia no pudo obrar el milagro y una vez más, las dos partes continúan en guerra. Tras el fracaso de la diplomacia no quedan muchas vías. En final se decidirá en las calles.

El secretario ejecutivo de la plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, pidió ayer establecer un nuevo formato de diálogo con el Gobierno venezolano presidido por Nicolás Maduro pues, afirmó, el actual es un "capítulo cerrado que no se vuelve a abrir".

El opositor reiteró que el oficialismo incumplió con lo acordado en la mesa de diálogo instalada el pasado 30 de octubre y, en razón de ello, la MUD –coalición opositora- no ve "condiciones"óptimas para reanudar las conversaciones-como estaba previsto para este pasado viernes- con los delegados del chavismo.

Este mecanismo colapsó por el incumplimiento del Gobierno. Desde el 6 de diciembre -cuando las negociaciones entraron en "fase de revisión"- hasta ahora la crisis venezolana se deterioró intensamente y el Gobierno empeoró las posibilidades de dialogar.

"Hoy hay más presos políticos que en diciembre", aseguró. Torrealba saludó la visita que, se espera, harán a Venezuela la próxima semana el secretario general de Unasur, el ex presidente colombiano Ernesto Samper, y el enviado del Papa, monseñor Claudio María Celli, ambos mediadores en estas conversaciones.

El portavoz opositor pidió además que este nuevo mecanismo "no sea una coartada más para que el Gobierno siga haciéndole perder el tiempo a los venezolanos".

Entre las demandas de la MUD para reanudar el diálogo están levantar el desacato que el Supremo impuso al Parlamento de mayoría opositora, la apertura de un canal humanitario para el ingreso de alimentos y medicinas que escasean en el país, la liberación de personas que reclaman como "presos políticos"y un cronograma electoral que incluya la posibilidad de cambiar de Gobierno.

Comando Antigolpe

Cinco adversarios del gobierno de Nicolás Maduro fueron encarcelados en Venezuela tras la activación de un "comando antigolpe", el puño de hierro con el que según analistas el presidente enfrentará a la oposición entre crecientes tensiones.

Cinco días después de que la mayoría opositora en el Parlamento declarara a Maduro en "abandono del cargo", culpándolo de la crisis política y económica, el general en retiro Raúl Baduel fue enviado nuevamente a prisión. La oposición ha advertido que el nombramiento de El Aissami como vicepresidente, la semana pasada, hace prever un aumento de la "represión"en Venezuela, donde según la MUD hay un centenar de "presos políticos".

El mayor en retiro Clíver Alcalá, antiguo aliado de Chávez y adversario de Maduro, compara el "comando antigolpe"con las Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP), ofensivas del gobierno contra la delincuencia que dispararon las denuncias de violaciones de derechos humanos.

Mientras, continua la cacería de brujas. La Contraloría General de Venezuela concluyó que el ex candidato presidencial, Henrique Capriles, tuvo responsabilidad en el manejo irregular de fondos públicos en la gobernación del estado de Miranda, lo que allana el camino para una eventual inhabilitación que dejaría a la oposición sin una de sus principales figuras.

En paralelo el Gobierno bolivariano vinculó a Lilian Tintori, esposa del encarcelado opositor Leopoldo López, con un supuesto intento de golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro. El ministro de Interior y Justicia, general Néstor Reverol, difundió un diálogo telefónico entre Tintori y el diputado Gilber Caro, detenido esta semana por el régimen chavista. "Se ha develado en estos últimos días un plan terrorista desestabilizador (...) por miembros de la ultraderecha", aseguró el ministro.

De acuerdo con los informado por el Gobierno, se buscaba generar violencia en el palacio presidencial de Miraflores para rescatar a López, condenado en septiembre de 2015 a casi 14 años de prisión por incitar a la violencia durante protestas contra Maduro que dejaron 43 muertos en 2014.