La Fiscalía de Ecuador solicita prisión preventiva contra Rafael Correa

Además, el fiscal general de Ecuador ha solicitado que se notifique a Interpol a través de una «alerta roja» para que el exmandatario sea detenido y extraditado al país

Además, el fiscal general de Ecuador ha solicitado que se notifique a Interpol a través de una «alerta roja» para que el exmandatario sea detenido y extraditado al país.

El fiscal general de Ecuador, Paúl Pérez, ha solicitado este martes prisión preventiva contra el expresidente Rafael Correa por incumplir la medida cautelar de presentarse de forma periódica ante la Corte Nacional de Justicia (CNJ).

Según las informaciones recogidas por la agencia estatal ecuatoriana de noticias, Andes, Pérez ha solicitado además que se notifique a Interpol a través de una 'alerta roja' para que el exmandatario sea detenido y extraditado al país, informa Europa Press.

Correa acudió el lunes al Consulado de Ecuador en Bruselas para cumplir las medidas cautelares impuestas por la Sala Penal de la CNJ en el caso del presunto secuestro del líder opositor Fernando Balda, a pesar de que, conforme a las mismas, debía hacerlo en el tribunal, ubicado en Quito.

Correa dice que la orden de arresto es parte de un «complot»

Rafael Correa dijo que la orden de arresto preventivo ordenado hoy por la Corte Nacional de Justicia forma parte de un "complot"político que ya se conocía desde hace meses.

En su primera reacción a la decisión de la jueza Daniella Camacho de aplicarle la prisión preventiva por no presentarse en Quito el lunes, como ella misma ordenó el pasado 18 de junio, Correa recordó un mensaje de Twitter del 10 de noviembre de 2017 en el que Fernando Balda, quien le ha denunciado, adelantaba su arresto.

"Balda ya anunciaba en noviembre que se venían procesos judiciales que me pondrían orden de captura de Interpol. ¿Adivino o parte de un complot? Hagan sus apuestas. En las próximas horas enviaré un vídeo por redes. ¡Hasta la victoria siempre!", dijo el expresidente en un mensaje por Twitter.

El pasado día 18 Correa fue vinculado penalmente al caso de intento de secuestro de Balda en Colombia en 2012, un episodio que ya fue juzgado en el país vecino y por el que Ecuador ha abierto causa apenas este año.

El ex asambleísta conservador, desde hoy parte de la acusación particular, afirma tener pruebas que implican directamente a Correa.

Sin embargo, este asegura no estar vinculado al caso y denuncia desde hace meses una conspiración de sus enemigos políticos.

Sobre el proceso contra él, en otro mensaje hoy por la misma red, el expresidente afirmó que el fiscal general encargado, Paúl Pérez, fue "puesto a dedo", que se le ha vinculado al caso "sin ninguna prueba", que la jueza "se allana al desacato de la Asamblea Nacional"y que la medida cautelar que le ha impuesto es "imposible de cumplir".

"¿Saben cuánto éxito va a tener esta farsa a nivel internacional? No se preocupen, todo es cuestión de tiempo. ¡Venceremos!", concluyó.