La ONU alerta del colapso de Grecia

La Comisión Europea presenta hoy un plan de acción de entre 400 y 700 millones de euros para desbloquear la situación de los casi 30.000 inmigrantes atrapados en el país heleno.

La Comisión Europea presenta hoy un plan de acción de entre 400 y 700 millones de euros para desbloquear la situación de los casi 30.000 inmigrantes atrapados en el país heleno.

Nuevas medidas y nuevos recursos para atajar la crisis de los refugiados. La Comisión Europea tiene previsto presentar esta mañana en Bruselas un nuevo plan de acción que permita desbloquear la situación que viven los demandantes de asilo. Tras las actuaciones unilaterales de algunos países con la imposición de cuotas de entrada arbitrarias e ilegales y de que se haya llegado a utilizar gases lacrimógenos para disuadir a los refugiados, se hace más urgente que nunca que Bruselas lidere una propuesta que convenza hasta a los más reacios. Se prevé que se hable de dinero y de ayuda humanitaria. El encargado de presentarla será Christos Stylianides, comisario de Ayuda y Crisis Humanitaria. Las nuevas medidas, junto con la situación de caos en la frontera entre Grecia y Macedonia, y el bloqueo que sufren unos 30.000 demandantes de asilo en el país heleno estarán sobre la mesa en la próxima cumbre sobre inmigración del próximo lunes en Bruselas. «La Comisión está muy preocupada por las imágenes que se vieron ayer... todas las medidas que se tomen en las fronteras deben ser conformes al Derecho Internacional y europeo. Esto sólo demuestra una vez más que la única solución que vale es una solución colectiva, una solución europea», señalaba el portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas. La nueva propuesta llega en un momento en el que la ONU ha declarado que Grecia está al borde del colapso. Considera «inminente» una crisis humanitaria en el país por la afluencia masiva de refugiados y la falta de recursos. En los primeros dos meses del año, han entrado al país heleno un total de 122.000 personas, entre refugiados e inmigrantes, según señalaba desde Ginebra el coordinador para la crisis de refugiados de ACNUR, Vicent Cochatel. Más de la mitad son mujeres y niños, muchos de los cuales duermen en la calle en pleno invierno. La imagen es dramática, pero, a pesar de la urgencia, Europa sigue dividida sobre cómo afrontar la crisis. La Comisión pretende volver a insistir en la reubicación y dar un impulso para apoyar a Grecia. Desde Atenas se ha solicitado ayuda europea por valor de 400 millones de euros y todo apunta a que tendrá una respuesta positiva de la CE. El diario «Wall Street Journal» estimaba en su edición de ayer que el plan de acción contará con una ayuda de 700 millones de euros en los próximos tres años.