La policía se incauta de 650.000 euros en la casa de Dieudonné

Policías franceses durante el registro en la casa del cómico
Policías franceses durante el registro en la casa del cómico

Asegura que no tiene un céntimo y se escuda en su insolvencia para no saldar con el Fisco galo los 65.000 euros de multa que aún adeuda con motivo de distintas condenas por proferir comentarios antisemitas. Los investigadores han demostrado, sin embargo, lo contrario. Los registros de la policía en el teatro de la Main d'Or, en París, y en el domicilio de Dieudonné, en Eure-et-Loire, este martes, han sido económicamente muy fructíferos. Los agentes se incautaron de más de 650.000 euros en efectivo y 15.000 dólares, debidamente escondidos en unas cajas.

Ante las sospechas sobre el oscuro origen de ese dinero, Jacques Verdier, uno de los abogados del polémico humorista se apresuró a aclarar que esas cantidades correspondían a la recaudación de los últimos espectáculos de su cliente y que todo era legal. "No hay ningún problema", remachó. También aseguró disponer de todos los justificantes necesarios y denunció que se quiera "ensuciar"a Dieudonné por la vía financiera. A principios de mes, su monólogo "Le Mur"era prohibido por orden ministerial debido a su contenido antisemita y racista.

Actualmente investigado por blanqueo de dinero, organización fraudulenta de insolvencia y abuso de bienes sociales, la Justicia gal busca averiguar por qué el popular cómico franco-camerunés no ha cumplido ni una de sus condenas por antisemitismo y abonado las multas económicas, pero también con qué fondos su compañera sentimental pudo readquirir la casa que Hacienda había embargado al artista. Un dinero que podría proceder de los donativos de sus seguidores y que podrían ser irregulares. De hecho, las propiedades y la sociedad de producción del controvertido actor figuran a nombre de ella.

Igualmente sospechosas son las transferencias que personas cercanas a Dieudonné habrían realizado desde 2009 por valor de 400.000 euros a Camerún.

La pasada semana, el humorista ya fue detenido en dos ocasiones para declarar ante la policía tras ser denunciado por un funcionario judicial que le acusó por agresión.