La UE cierra las puertas del Egeo a todos los migrantes

Los Veintiocho y Ankara sellan el pacto que permite expulsar a Turquía a todos los asilados sirios, incluidos los que lleguen a Grecia. Davutoglu obtiene ayuda financiera, el fin de los visados y da un paso más en la adhesión

Un refugiado protesta en contra del cierre de las fronteras en las vías del tren del campamento provisional de Idomeni.
Un refugiado protesta en contra del cierre de las fronteras en las vías del tren del campamento provisional de Idomeni.

Los Veintiocho y Ankara sellan el pacto que permite expulsar a Turquía a todos los asilados sirios, incluidos los que lleguen a Grecia. Davutoglu obtiene ayuda financiera, el fin de los visados y da un paso más en la adhesión

Mañana Europa echará el cierre en el mar Egeo para todos los migrantes, sirios incluidos, que traten de alcanzar las islas griegas. Así lo acordaron los líderes de los 28 con Turquía tras una larga cumbre europea celebrada en Bruselas que sirvió para matizar parte de lo ya acordado el pasado 7 de marzo entre las partes.

La principal novedad, y la sorpresa con respecto a lo ya conocido, es la fecha precipitada de la entrada en vigor del acuerdo. Con el objetivo de no dilatar más el proceso y de evitar un efecto llamada como consecuencia de una puesta en marcha tardía del mismo, los líderes decidieron dar un golpe de efecto con el que tratarán de contener de forma inmediata los flujos migratorios que han puesto en jaque al conjunto de la Unión estos últimos meses.

Tras una primera jornada de cumbre, el jueves por la noche los 28 pactaron un mandato para que los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y del primer ministro holandés, Mark Rutte, cuyo país ostenta la presidencia de turno europea durante este semestre, entablaran la negociación final con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, enviado por parte de su líder, Recep Tayyip Erdogan, con el encargo de obtener un acuerdo satisfactorio, consciente de la necesidad europea de apoyarse en su país para frenar a los migrantes.

En este sentido, una vez solventadas las dudas legales sobre las devoluciones, que se harán de una en una y tras el estudio de cada caso de forma individual, quedaban por cerrar las compensaciones a Turquía, que suscitaban muchas dudas a buena parte de los Estados miembros, principalmente a Chipre, que mantiene un contencioso histórico con el país otomano, y Bélgica, que asumió el liderato de una serie de países con importantes reticencias a ofrecerle un acuerdo a Turquía demasiado generoso y sin verificaciones de que cumpla escrupulosamente su parte.

Now unanimous agreement between all EU HoSG and Turkey's PM on EU-Turkey Statement

Finalmente, a través de este acuerdo, Ankara se asegura un cheque de 6.000 millones de euros, un dinero que deberá destinar a mejorar las condiciones en las que se encuentran los refugiados en su territorio. Además, se agilizará la supresión de visados para que los ciudadanos turcos puedan prescindir de ellos a partir de julio en sus viajes a Europa. Además, Turquía arranca a última hora un nuevo compromiso europeo para abordar, a lo largo de este semestre, el capítulo sobre presupuestos para su adhesión en la UE además de aceleración del conjunto del proceso.

Tras la reunión, Davutoglu, que expresó su satisfacción por el acuerdo, aseguró ante los medios que Turquía construirá más campamentos de refugiados en los próximos meses y que los dará el trato adecuado a todos los que se encuentren en su territorio. «Nuestras instalaciones están abiertas a todos», indicó.

Por su parte, el presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, expresó su satisfacción con un acuerdo que «cumple expresamente» con lo acordado por las fuerzas políticas españolas antes de la cumbre. Las principales aportaciones españolas, según Rajoy, han sido la inclusión de una garantía explícita de que todas las actuaciones en suelo griego se harán conforme al Derecho Internacional y de la UE y excluirán cualquier forma de expulsión colectiva. Además, se garantizará la tramitación individualizada de los expedientes de solicitud de asilo. Estos aspectos ya se contemplaban en cualquier caso en las negociaciones diplomáticas que tuvieron lugar en Bruselas en los días previos a la cumbre.

Por último, también como aportación española al acuerdo, el texto definitivo especifica que se tendrán en cuenta los criterios de vulnerabilidad de la ONU a la hora de reasentar en Europa a los sirios que se encuentran en territorio turco. «El acuerdo respeta escrupulosamente la declaración aprobada en el Congreso el pasado día 16», afirmó el presidente en funciones, puesto que, en su opinión, recoge «el sentir de la resolución del Parlamento español».

En Turquía, hay en estos momentos ya más de 2,5 millones de refugiados, según diversas organizaciones. Sin embargo, de momento Europa tan sólo está dispuesta a conceder 72.000 plazas para futuros reubicados de forma legal en territorio comunitario, que se enviarán a cambio de otros tantos que lleguen de forma ilegal hasta las islas griegas. Teniendo en cuenta los flujos migratorios de los últimos meses, resulta casi obvio que muy pronto se superará el cupo establecido, por lo que los líderes ya asumen que, llegado el momento, deberán volver a reunirse para tomar nuevas decisiones, incluidas, muy probablemente, nuevas concesiones a Turquía.