La última visita, hace cuatro semanas y presentaba buen aspecto

El 6 de abril fue la última vez que Lilian Tintori pudo encontrarse con su esposo en la prisión militar de Ramo Verde, donde se encuentra preso desde febrero de 2014 cumpliendo una condena de 14 años orquestada por el chavismo. Desde entonces no ha tenido noticias suyas. El régimen se ha inventado innumerables excusas para impedirle verle. «Aquel día, hace ya un mes, le vi fuerte. A pesar de estar incomunicado y totalmente aislado del resto de presos, él aguanta. Aguantará la tortura a la que le someten a diario: le desnudan, le dejan a oscuras....», explica la activista a este diario. Y es que, además de privarle de las visitas de su familia, también han vetado a sus abogados. «Es cruel quitarle el derecho a ver a su familia, que es sagrado. Sé que a él le llena de energía el vernos, abrazarnos y rezar juntos, pero, a pesar de lo que le están haciendo, sé que está preparado para aguantar y nosotros también lo hacemos por él. No nos van a doblegar. Resistiremos y Leopoldo así lo está demostrando», añade la activista. Durante su último encuentro, el preso político trasladó a su esposa que lo que tiene que hacer es seguir alzando la voz, denunciando las injusticias y barbaridades que está cometiendo el chavismo contra su propio pueblo. «Leo sabía que los venezolanos le iban a responder. Dijo: ‘Salid a las calles’, y así fue. Él tiene una conexión muy grande con lo que pasa en Venezuela y su situación. El pueblo le entiende. Eso le da fuerza y por eso, esté donde esté en este momento, sé que resistirá, porque el bien que persigue y que perseguimos es grande. Luchamos por la democracia y él se está preparando para liderar este país», asegura Tintori, que, al cierre de esta edición, permanecía a la espera de noticias en Ramo Verde.

La prueba de vida del régimen

El periodista Leopoldo Castillo publica: «Leopoldo López, trasladado al hospital sin signos vitales. Se baraja intoxicación».

El chavismo difunde un vídeo de López donde el opositor afirma: «Me informan que éste es un mensaje de fe de vida para mi familia. Hoy es 3 de mayo, son las nueve de la noche. Éste es un mensaje para Lilian, no entiendo la razón por la cual se quiere dar una fe de vida en este momento».