Las elecciones en Israel transcurren con una tasa de participación inédita desde 1999

Un 55,5 por ciento de los 5,65 millones de israelíes que están llamados a votar este martes en las elecciones parlamentarias habían acudido antes de las 18.00 horas (una hora menos en la España peninsular) a depositar su voto, un nivel que no se alcanzaba desde los comicios del año 1999.

Los últimos datos del Comité Central Electoral reafirman la elevada afluencia en los colegios, que previsiblemente se traducirá en un incremento del nivel mínimo de sufragios que un partido debe obtener para entrar en la Knesset (Parlamento). El diario 'Yedioth Ahronoth' calcula que, frente a los 67.000 votos necesarios en 2009, ahora podrían hacer falta alrededor de 80.000.

El nivel de participación, sin embargo, no convence al Likud, el partido que encabeza el primer ministro Benjamin Netanyahu y que aspira a revalidar su victoria.

"La tasa de participación es alta pero no en los bastiones tradicionales del Likud", ha reconocido Netanyahu, en declaraciones al diario 'Haaretz'. "Salid y votad para que seamos fuertes", ha conminado a sus partidarios, a los que ha instado a "dejar todo lo que estén haciendo".

Un portavoz de esta formación ha reconocido que, por lo visto a pie de calle, podrían no cubrir todas sus expectativas. "Tendremos suerte si conseguimos 31 escaños", ha dicho a 'Haaretz'. El Likud cuenta actualmente con 27 diputados.

Más de 5,65 millones de israelíes están llamados a votar desde las 7.00 hasta las 22.00 horas (las 20:00 horas en algunos colegios electorales) en los más de 10.000 centros de votos repartidos en todo el país.

Durante la jornada, se han producido unos 350 incidentes relacionados con las elecciones parlamentarias, según datos de la Policía, que ha atendido irregularidades menores, disputas y problemas relacionados con el tráfico.