Maduro dice que sólo el Supremo puede dirimir los conflictos del país

Nicolás Maduro, ayer, en Caracas
Nicolás Maduro, ayer, en Caracas

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó ayer que solo reconoce al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) como árbitro para dirimir los conflictos del país y celebró «el esfuerzo» que se hace para construir un sistema de Justicia «independiente» desde «la óptica de la revolución». «Hay un solo poder árbitro que dirima todos los conflictos y tensiones que surjan, uno solo, así lo reconozco como jefe de Estado: el TSJ, único poder supremo para dirimir los conflictos o tensiones que surjan», dijo Maduro durante el acto de inauguración del ejercicio anual del máximo tribunal. El mandatario explicó que ese Poder Judicial debe ser «independiente de los poderes fácticos, independiente de la corrupción, independiente del poder de la oligarquía nacional o internacional, independiente de las trasnacionales». «Así que en ese sentido tenemos que agradecer todo el apoyo que recibió nuestro pueblo, todo el apoyo que recibí como jefe de Estado, hace un año cuando el presidente Barack Obama decretó el infame decreto declarando a Venezuela y a los venezolanos una amenaza extraordinaria e inusual contra el pueblo de Estados Unidos», dijo.

En el mismo acto, la presidenta del TSJ, Gladys Gutiérrez, exaltó la facultad que tiene del máximo tribunal de revisar todas las instancias del poder del Estado y, bajo ese contexto, sus decisiones no pueden ser recusadas. «La supremacía por definición excluye la posibilidad de recurrir a un órgano superior», dijo la magistrada. Efe