Política

Merkel y Obama consideran «fundamental» el papel de Rusia para el alto el fuego

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de EEUU, Barack Obama, coincidieron hoy en que es "fundamental"el papel que Rusia puede desempeñar para conseguir un nuevo alto el fuego en Ucrania, duradero y aceptado por las partes en conflicto.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de EEUU, Barack Obama, coincidieron hoy en que es "fundamental"el papel que Rusia puede desempeñar para conseguir un nuevo alto el fuego en Ucrania, duradero y aceptado por las partes en conflicto.

Ambos mandatarios mantuvieron hoy una nueva conversación telefónica, según la Cancillería de Berlín, en la que destacaron el papel que puede desempeñar el Gobierno de Moscú para que los separatistas prorrusos del este ucraniano acaten un alto el fuego.

Asimismo, Rusia debe velar para que los insurgentes no accedan a nuevos suministros de armas o de efectivos a través de su territorio, agregó Cancillería en un comunicado.

La conversación de Obama y Merkel siguió a la mantenida anteriormente a tres bandas entre la canciller, el presidente francés, François Hollande, y el ruso, Vladímir Putin, en que se apremió a éste último para que posibilite la aplicación del acuerdo alcanzado la víspera en Berlín para resolver la crisis ucraniana.

Hollande y Merkel, según un comunicado difundido por la Cancillería, instaron también a Putin a hacer valer su influencia ante los separatistas prorrusos para que estos se presten a negociar y a alcanzar un acuerdo con las autoridades ucranianas.

El presidente francés y la canciller alemana recordaron también la necesidad de que se libere a los rehenes de ambos bandos que sigan retenidos, y apoyaron el dispositivo propuesto en Berlín de cara al control de la frontera ruso-ucraniana.

Moscú y Kiev se comprometieron ayer a trabajar juntos por lograr un nuevo alto el fuego, respetado por ambas partes y bajo la supervisión de la OSCE, en medio de una iniciativa diplomática lanzada desde Alemania para contener la explosiva situación en el este de Ucrania.